La historia de un gorrión 1.

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
207 visitas

Marcar como relato favorito

Un día los abuelos Manuel y Mariana se presentaron en casa con un gorrión que encontraron en la calle sin poder volar.

Le dimos de comer granos de arroz y de migajas de pan, y de beber.

Pensábamos que se moriría en unos días, Paquita con paciencia le daba de comer y beber. Y lo dejamos suelto por la habitación que hacía de salita, teníamos una libraría, con la TV. un sofá, sillas y un mueble donde estaba la máquina de coser, y una ventana con cortinas. En unos días volaba solo y se metía en cualquier parte de la salita pues la puerta de la habitación la teníamos cerrada, solo se abría para entrar o salir no dándole tiempo para que se pudiera escapar.

Era impresionante la alegría que proporcionaba, viendo sus vuelos, y cuando se creía en peligro se escondía. Y un poco de cabreo, se cagaba en todos los sitios pero más en la parte alta del armario donde se sentía seguro. Así durante mes y medio.

No conocía nada, estaba preso en la habitación, pero no conocía más, saltaba del suelo a la librería, en lo alto, escondiéndose donde creía oportuno, detrás de un objeto, o de la televisión, un libro, de ahí volaba al brazo del sofá, o se metía debajo de él. Se bajaba a comer las migajas del entre los pies de todos, cuando estábamos comiendo, en el suelo. En un cenicero teníamos algo de agua, allí iba a beber cuando lo consideraba necesario, en otro le teníamos granos de arroz y de pequeñas cosas que podía comer, estaba feliz, no conocía nada mas, no se moría de pena, se creía libre, solo. No conocía nada más.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed