Con 19 años

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
5234 visitas

Marcar como relato favorito

Cuando tenía 19 años: tenía bastantes amigas y amigos. Me daba clases de francés un conocido de mi padre, creo que tendría 35 años o así y estaba casado.

Él siempre estaba solo en su casa por las mañanas que era cuando yo iba. Durante un año siempre se comportó y nunca se insinuó o algo parecido. Pero un día de verano y muy caluroso, me dijo que si quería nos dábamos un chapuzón en la piscina y luego a continuar. Justamente el día anterior había tenido la regla y le dije que vale, pero hay un problema le comenté, le dije que no llevaba “bañador”. Me dijo que su mujer era casi el doble mía y que no me serviría y la de su hija tampoco. Me dijo… quédate en braguitas o sin nada, como quieras.

Y le dije “vale” y me quité la blusa y la falda. No se usaba en esa época tanga y la mía era normalita, pero sin hacer juego con el sujetador. Él se quedó en calzoncillos y se le notaba un bulto bastante grande. Nos metimos en el agua, empezaron los jueguecitos tontos, y en un momento me coge de la cintura, me saca del agua sentándome en el borde de la piscina, me quita la braguita, me abre las piernas y se acerca con su boca a hacerme gozar hasta que me corrí. Me dijo “vamos al dormitorio”, fuimos caminando, desnudos, entramos y me tumbó en la cama. No recuerdo las veces que nos corrimos juntos. Por último, me gira, me pone en cuatro, me lame todo el culote y luego me dice…la próxima vez te follaré por ese culo que tienes… no le respondí.

Seguimos seis meses más con las clases, pero ya eran con penetración anal.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed