Así nos damos los buenos días

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
4869 visitas

Marcar como relato favorito

Ella estaba acostada boca arriba y yo montado en ella. Tenía mi verga en sus pechos, la apretaba con ambas tetas y cuando se salía la chupaba con su lengua, la subía y bajaba.

Así estuvo un rato hasta que mi leche salió disparada a su cara y boca, la agarró y la limpió con su lengua. Con sus dedos se embarró el semen de su cara, chupando sus dedos y dándomelos a chupar.

Me senté en la cama y ella se subió en mí, metiéndose mi verga en su vagina que estaba muy húmeda. Se daba unos ricos sentones. Me pasó sus brazos alrededor del cuello, de frente yo besaba y chupaba sus pechos, su cuello, nuestras bocas se comían desesperadas mientras ella se ensartaba en mi verga.

- así, dame más…cógeme.., así papi, méteme esa rica verga… 

Estuvimos unos 20 minutos hasta que tuvo su orgasmo y casi enseguida me vine dentro de ella, llenándola de mi leche.

Nos tumbamos en la cama abrazados, sin sacarle mi verga. Nos besamos, le besé toda su espalda, le pasé mi lengua. Ella se estremecía, recorrí todo su cuerpo, le besé los pies, sus pantorrillas, sus piernas, su sexo depilado. Le pasé mi lengua por su ano, chupándolo, le mordía sus nalgas suavemente. Volví a su vagina comiéndole todo el culo, desde el ano hasta su clítoris. Le pasé mi lengua en pequeños círculos. Ella gemía agarrando mi cabeza y apretaba contra su sexo. Le metí un dedo en su vagina, luego otro, y le di duro. Ella se movía de un lado a otro hasta que explotó en un rico orgasmo. Yo chupaba y me comía sus fluidos.

Así nos damos los buenos días.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed