El silencio

Por
Enviado el , clasificado en Terror / miedo
121 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

Existe algo más tétrico que el pánico: es el silencio.

Un hombre puede aguantarlo todo, el ataque de las fuerzas de la naturaleza, el capricho de los dioses, la entropía sin control del Cosmos, pero no al insufrible silencio.

En la Prehistoria, el hombre mataba seres infinitamente grandes y superiores a él; sometía a mamuts, osos, cisnes y buitres, para hacer flautas de sus huesos, evitar con ello el duro silencio y ganarle la batalla a la oscuridad del mutismo. 

Algunos encuentran en el silencio un sinónimo de paz y es porque no conocen la verdad del silencio.

Yo sí la conozco.

El silencio se presenta como un falso portador de sabiduría, pero no es más que un ángel macabro que te partirá en dos con su espada, te destazará el corazón, te hará llorar sin gritar mientras sostienes al niño muerto después de la guerra, o te obligará a limpiarte las lágrimas mientras velas a tu hermana caída en la cama por culpa de la maquinación de algunos sujetos vestidos a la última moda; el silencio también te hará olvidar las atrocidades que tu glorioso ejército patriota cometió en tierras lejanas donde masacró sin piedad a millones en los valles de Siria, América, África y Yemén, reventándoles la cabeza a tiros; te hará olvidar igualmente que les diste la espalda cuando más te necesitaban.

El silencio es cruel, te hará callar ante el dolor insufrible, negar tus culpas y responsabilidades y hacerte el sordo ante la compasión.

El silencio es un tirano y hará que te niegues a ti mismo y a los demás.

El silencio hará que te autocensures.

El silencio debe evitarse a toda costa. Es nuestro mayor enemigo.

El terror del silencio es como aquel dedo sarmentoso cuyas uñas puntiagudas te cierran suavemente la boca mientras duermes, es aquel árbol nudoso con forma de demonio que permanece quieto en medio de tu niebla, es aquella sombra oscura que está entrando sin previo aviso a través del marco de tu puerta, es ese presentimiento que te invade y empieza a destrozar tus nervios mientras terminas de leer este conjuro.  

No te aflijas, es el silencio que se apodera de tu mente.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed