El éxtasis de un Show desbordado de erotismo

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
2370 visitas

Marcar como relato favorito

Aquella noche me topé con la mujer más encantadora y atractiva y no lo digo por solo decir que era bella, sino por lo que transmitía.

Cuerpo delgado, Piernas esbeltas y firmes, muy femenina. Abdomen chato, de esos que dan ganas de besar y acariciar. Usaba lencería de encaje. Complementaba lo sexy y vaya que lo era. Sus movimientos suaves y seductores seducían a la cámara. Cada espectador envalentonado por aquella mujer Que suspiraba pasión.

Muchas Mujeres, en mi experiencia, tienen un aire a independencia, fortaleza y feminidad, pero ella, era tierna y podía confundir. Su rostro apacible y armonioso. Labios finos y ojos que creaban una miraba hipnotizadora, era un ángel en el cuerpo candente de una mujer que inspiraba ternura y travesura.

Se alejaba de la cámara sonriendo; sus brazos siempre en poses femeninas para cautivar con el lenguaje corporal. Dio una vuelta para ver esa tanga negra como desaparecía en los pliegues de las nalgas, formando el valle de la perversión. Luego se acercó enérgicamente al punto de que su rostro acaparó casi toda la pantalla.

Y yo me preguntaba que pasaba por su mente para brotar tamaña buena onda, esa energía y esa vos suave que complementaba ese no sé qué que me atrapa y no me dejaba cambiar de sala.

Bendita sea Canadá y sus mujeres. Ella, como cualquiera estaba ahí frente a la webcam ofreciendo sensualidad y erotismo.

La música pop de fondo guiaba un sensual baile. Balanceaba su cuerpo hacia un lado y hacia el otro. Sus brazos acompañaban el movimiento para resaltar esa sensualidad. Se llevó una mano hacia el cabello ondulado, de color negro.

Ella combinaba la apariencia de una mujer en su plenitud de vida y la juventud de sus veinticinco años.

Dio la espalda a la webcam y mirando sobre su hombro, camino sensualmente hasta el sofá donde apoyó sus brazos en el mismo y el resto del cuerpo estirado hacia el piso. Arqueó la espalda, dando énfasis en sus hermosos pechos atléticos, cubiertos por las semi transparencias del sostén.

Se había descalzado y luego se colocó en cuatro en el sofá, deleitando con sus nalgas, cruzando las piernas y adelantando despacio, su cuerpo hacia adelanta, hasta quedar acostada.

Luego, de pie, sin dejar de seducir a la cámara de forma natural, como si el baile y la seducción fueran su profesión, se fue quitando el sostén de apoco, hacia abajo. Y tapaba sus pechos con los brazos.

Ella sabe calentar, sabe motivar y seducir, no dejaba verlos, para aumentar el deseo en nosotros. A veces, cuando ejecutaba algún movimiento, algún pezón quedaba libre por un segundo. Libre, como tiene que ser. Eran rosados, pequeños… normales. Estaban duros.

Ella no era de esas mujeres que te reciben desnudas desde que se conectan a internet. Su show era de calidad, la seducción y el deseo era su marca.

Miró a cámara con una mirada picara y salió de ángulo brevemente, para volver y mostrarnos lo que tenía en sus manos. Un vibrador que reaccionaba a las propinas de los espectadores.

No era una chica que pareciera tener juguetes sexuales, pero los tenía todos; desde el plug anal, hasta la máquina que simula el movimiento del pene, pasando por consoladores de distintos tipos y tamaños. Pero en esa ocasión, usaba un lovense lush, Se corrió levemente la tanga y se introdujo el juguete. En la pantalla apareció el mensaje: “Ahora, lovense reacciona con tus propinas”.

Me deleité a ver ese magnífico show que parecía mejorar a cada momento. Seguí admirando esas hermosas y tersas curvas. Mi deseo, mis ganas por marcar su cuerpo a besos, por poseerla un rato, por tener sexo salvaje, brutal, lleno de explosiones orgásmicas, iba en aumento y como respuesta a la natural necesidad humana, recibí un mensaje: Este modelo está en un show privado, compré fichas para ver.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed