TULIPANES 6

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
165 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Ficción romántica (top ventas) - Los libros más vendidos del momento de ficción romántica.

Llegaron a casa y Begoña nada mas entrar chisco los labios, ya estamos pensó ella, como siempre, como antes, - ba,ba no me pongas esa cara!- le grito suavemente.- De verdad que puedes vivir así? lo sabia, sabia que no habría cambiado nada, esperas acabar algún día con esta tontería? -Begoña!!-Grito. Pero ella no lo hizo con suavidad. -Ya está, no quiero tocar el tema, es mi tema y lo llevo como quiero o como puedo, si has venido para esto, puedes marcharte, nadie te pidió que trajeras contigo lo que yo un día deje atrás, pensé que vendrías tú, solo tú, sin cargas, sin consejos, sin lecciones, sin ganas de removerme nada. Todos estos reproches los decía al mismo tiempo que habría la puerta de su apartamento invitándola a que volviera al lugar de donde vino, sus coloretes encendidos le ayudaban a confirmar la dureza con la que invitaba a su amiga a largarse. -Yo, perdóname, yo, es que, de verdad que no quería, sabes que te quiero mucho, mucho más de lo que imaginas, solo me sentí mal, me hubiera gustado muchísimo que algo me hubiera invitado a pensar que tu estabas mejor, que tu vida habría cambiado aunque solo fuese un poquito, necesito saber que estas bien. Y llorando se dirigió a la puerta, pero ella no consintió que se fuera y la abrazo y no hubo más palabras, ni más reproches, el silencio volvió a aquel destartalado apartamento, hasta que el agua de la ducha y los alaridos de Begoña rompieron la calma, pues eso no era cantar, parecía que llamaba a una manada de lobos, dios era horrible, cada nota alta de Begoña , hacia que su gato retorciera sus pequeñas orejitas, y escondiera la cabeza en su regazo, pues ella esperaba paciente a que Begoña acabara de acicalarse, que barbaridad el tiempo que tardaba en arreglarse, con lo poquito que ella necesitaba. -Joder!! Que barbaridad!! Nena, despierta!! Maldito gato!! -Que pasa? No le hables así!! Sabes que te odio? Lo cierto es que a Begoña no le gustaban nada los gatos, bueno, no era amante de los animales en general, se inclinaba más por los bolsos y zapatos de buenas marcas, eso por supuestisimo. _Son las siete de la tarde y la noche empieza a correr y nosotras aquí envueltas en esta..díos cuantos años tiene esta manta?, recuérdame que la próxima vez que venga te regale una, de verdad tú y tus cosas. -Begoña déjala, no seas tan quisquillosa. Vaya, solía tener a buen recaudo su manta cuando venían visitas, que eran pocas y muy de vez en cuando,sin contar claro, las de su amiga, una obligada al mes, sino hacía lo posible porque fueran dos, estaba a escasas cuatro horas de la ciudad, las mismas que ella del pueblo,pero ella no hacía nada por recorrer ese camino a la inversa, pero la tan inesperada visita de Begoña, y su acelerada salida a recoger a su amiga a la estación, le hizo olvidar su manta retorcida sobre su sofá tal y como acostumbraba a estar. En el mismo tiempo que ella tardó en recolocar un poco el sofá, pues después de hablar largo y tendido se habían quedado dormidas, mientras comían esos fideos en vaso de llevar, creo que con sólo calentarlos 5 minutos en el micro ya están listos para comer, la verdad, es que no se si eso es saludable, yo lo considero no muy recomendable, con carne de vacuno!, que tipo de carne es esa que está dentro de un vaso de plástico en cualquier estantería, durante no se, 5 años, indica la fecha de caducidad?, cinco años, dios, se de una que me diría, esta deshidratada, por eso no necesita nevera, deshidratada?, si, si, pues te la comes tú, en eso soy un poquito antigua, hay cosas que avanzan y yo no acabo de avanzar con ellas, bueno esto tampoco tiene mucho que ver con...pues en ese mismo tiempo Begoña tenia sobre su cama toda la ropa que albergaba su minúsculo armario. -Tanta ropa tengo? Todo eso estaba ahí dentro? Juraría que tenía media docena de Legans, tres o cuatro suéter de lana, le encanta lo suaves que son y algún que otro tejano para alguna ocasión más especial, especial? Creo que lo más especial que había pasado últimamente, fue la reunión de compañeros del trabajo para despedir a Armando.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed