EL HOMBRE RARO. 2

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
232 visitas

Marcar como relato favorito

En aquel ayer en el que el Mercado Nacional se abría más al mundo y mi país se hacía  más internacional con el turismo, se hizo neceario aprender el inglés, así que fui a una escuela de idiomas de mi ciudad para aprender aquella lengua y allí me hice amigo de un sujeto que era bastante cabezón llamado Ginés con el que salía a menudo.  Ël andaba ansioso por tener a una mujer a su lado, pero no la hallaba de ninguna forma; pues todas se le resistían, por lo que él se desesperaba a más no poder. Hasta que por fin, conoció a una dama que se dignó hacerle caso.

Tras dos fines de semana de salir con ella, un día Ginés me dió la noticia.

- Chico. Me caso enseguida con Elena - me anunció.

-¡Caray! ¿Es que acaso la has dejado preñada? - quise saber todo sorprendido.

-¡No! ¡Que va! Es que es lo que hemos decidido.

- Pero no lo entiendo. ¿A qué viene tanta prisa por casarte, si casi que no os conocéis? - le dije yo-. Esperaos un poco más hombre a ver qué pasa.

- ¡No, no...Me caso, me caso y ya está! Es que tú le das demasiadas vueltas a las cosas y piensas demasiado. Eres un bicho muy raro - me dijo con cierta agresividad.

- Es que si no piensas, te vuelves en un muñeco a expensas de un vago sistema al que le importa un rábano el hombre en sí mismo. ¿Es que no lo ves? Hay que tener un poco de orgullo personal - le respondí yo-. ¡Tú sí que eres raro e incomprensible!

Pero no lo veia y por tanto tampoco pensaba. Se dejaba llevar por una costumbre inconsistente de la época.

Aquel modelo de vida social de anteponer la institución familiar por encima de todo, se desmoronó como un castillo de naipes tan pronto como cambió el régimen político seguido´de una feroz crisis económica y muchas parejas como la de mi amigo Ginés se hundieron en la ciénaga de la nada. Al parecer todo se había sustentado más en el tener, en un buen poder adquisitivo que en el ser. Pues ya lo dice el refrán: "Cuando el dinero sale por la puerta, el amor huye por la ventana".

En la actualidad, todo ha cambiado radicalmente. No obstante a mí  me sigue rondando en la cabeza una cuestión que nunca se ha desvanecido del todo. Es cierto que antes la gente estaba adoctrinada por una trasnochada ideología política llamada franquismo social y no sabía  o no quería pensar en nada. Pero ahora todavía se está viviendo la resaca de jolgorio postfranquista, y de un modo pendular se ha pasado del negro al blanco; de un extremo se ha ido al otro extremo con la misma ceguera de antes y no se admite ningún tipo de autoridad, y la libertad se ha confundido con el más insolente libertinaje. A pesar de lo que se diga la sociedad sigue estando adoctrinada por la política gregaria, populista tanto de derechas como de izquierdas y especialmente secesionista de hoy en día, difundida por los medios de comunicación y alentada por los periodistas de turno que cobran dinero de los partidos políticos.

Es por eso mismo que yo sigo siendo el "bicho raro" de siempre, dificil de convencer.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed