Peinado Perfecto

Por
Enviado el , clasificado en Terror / miedo
154 visitas

Marcar como relato favorito

En 8 horas comenzaria la fiesta a la que todos los amigos de Sofia asistirian, la fiesta que marcaria la popularidad. La secundaria es un terreno politico y en ocaciones injusto, todos sabotean a todos por quedar en la cima de la colina, en el podio de los mejores de la secundaria.

La escuelas de Capital Federal tenian esas exigencias, todos adolecentes que serian medicos, abogados, contadores y cargos lo suficientemente importantes como para tambien destacarse en la adultez. La lucha de Egos nunca acaba en una vida privilegiada...

La mayoria de estas cosas pasaban por la cabeza de Sofia Gutierrez, una chica adinerada, amada por todos, un angel caido a la tierra para brillar su luz especial. Lo que todos querian llegar a ser, el estereotipo que era anelado por un par de adolecentes que aun no sabia lo que les esperaba.

-Ay mama, no sabes, osea, es una re noticia, no la vas a poder creer, jajaja, ay dios- Decia Sofia con voz chillona, mientras su madre la peinaba.- La provinciana esta que viene de cordoba, va a venir, osea, la groncha esa. Esto es cualquiera, no da- Se notaba como habia sido criada la "niña rica", con cada palabra hacia un gesto brusco de negacion con la cabeza.

-Bueno sofia, que vaya lo que quiera, quedate quieta que este "peinado perfecto" tarda 3 horas y lo tengo que hacer con el peine fino.

-Ay que sos peluquera groncha ahora?, gracias igual, seguro se me van a reir en la cara, pero gracias eh- Seguia moviendo su cabeza de forma brusca, mientras revisaba instagram.

-Quieta Sofia, que maleducada que sos conmigo.

-Sorry, no es mi problema- deslizo la pantalla de su telefono y vio a Juan, su novio, posteando una foto de lo que usaria en la fiesta- Ay ma mira esto!...- giro la cabeza de golpe con tanta suerte que el peine se hundio en su ojo derecho, tres puntas del peine se hundieron en el globo ocular y al sacarlas, tres hilos de sangre comenzaron a brotar.- Mama!!! ay dios, mama!!- Lloraba Sofia, quien tenia mitad de la cara cubierta de sangre, noto como su vista del lado derecho pasaba de blanco a gris y de gris a un negro impecable, se frotaba el ojo tratando de recuperar la vista, por ultimo se desmayo... Escucho gritos, y una sirena de ambulancia.

Abrio los ojos, comenzo a llorar. Solo podia ver con el izquierdo, el resto era negro. Toco su rostro, y vio que no tenia ningun parche, si no un hueco en el ojo. Tomo el espejo y se puso semi de perfil. Su cuenca negra estaba cicatrizada, habian pasado 3 semanas desde que sofia se habia desmayado. Perdio la fiesta, perdio su oportunidad para brillar, perdio su vista. 

En ese momento Juan entro a la habitacion:

-Sofi- Su garganta se cerro al ver a su perfecta novia con un hueco negro con cocidas a los costados- que... ¿¿Que te paso??- arrojo las flores al suelo.

-Juan- Dijo Llorando Sofia- Dame un abrazo por favor, tengo miedo amor.

-Sali monstruo, Pirata de cuarta, eras una linda chica ahora sos una muñeca rota, ademas vine por lastima.- Juan se alejolo mas posible, dando arcadas de impresion y asco- Estoy con la gronchita esa, Luz, es muchisimo mas linda que vos y tiene dos ojos viste. Igual en algun punto te iba a dejar, me voy y no quiero que ni vos ni tu familia me llamen.- Se fue enojado y sudando del asco- Fenomeno- se fue, vomito en el pasillo.

-Juan!! ju-juan!!- Gritaba Sofia llorando, quien estaba lo suficientemente sedada como para no poder pararse... Acaso, una chica de provincia le habia ganado, acaso todos pensaban lo mismo que Juan??. No entendia porque paso todo esto, como paso todo esto, ¿habia una solucion?, ¿podia hacer algo?. En ese momento una enfermera con comida llego. 

-Hola linda- Disimulo la enfemera- Te traigo tu desayuno, me avisaron que despertaste, ¿como te sentis?, que lindo muchacho ese, es tu novio seguro, que linda parejita- apoyo la bandeja con cubiertos en el regazo de Sofia- Ni mi marido era tan lindo de chico, ja! seguramente llegan a casarse ustedes dos no?- Sofia detuvo su vista en el cuchillo, mientras la enfermera arreglaba las cortinas, Sofia tomo el cuchillo y se lo inserto en el pecho. Tras un dolor agudo, volvio a la oscuridad, era preferible no ver nada, antes de ver la nada de forma parcial...


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed