CUANDO EL SOL SALIÓ EN LA LUNA ... LA LUNA EN VELA

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
177 visitas

Marcar como relato favorito

Se va la noche, apenas amanece y aún sin dormir a la espera de un día que no termina de venir. Impaciente miran por la ventana sin saber que hacer, deseando que llegue esa bendita hora en la que por fin se puedan ver. Horas interminables que no pasan en un día que no comienza tras una larga noche que no llega a su fin. Una larga noche de vueltas en la cama, y vueltas a la cabeza entre pensamientos que van y vuelven en un mar de dudas. Dudas que hacer y que decir sin saber qué.   Mejor no pensar y dejarse llevar, mejor dejarlo estar y disfrutar, al fin y al cabo tenías este día marcado a fuego en el calendario desde hace tiempo y por fin llega.  

-¿Qué hago?, todos duermen, todos menos yo.-, piensa móvil en mano con un nudo en su estómago cerrado.  

Ambos miran el móvil sin saber el uno del otro a la espera de ver su última conexión, de ver si ha escrito algo.

-Estará durmiendo.- se piensan sin saberse despiertos al alba mientras miran por la ventana la salida del sol que inicia el día que esperan con ganas. Oyen la calle, la gente despierta y sus ansias, sus ganas y su impaciencia también. Aumentan a medida que pasan las lentas e interminables horas entre lineas de internet hasta poderse ver. ¿Recuerdas la canción "Reloj no marques las horas?, ¡pues ahora maldito cabrón déjalas correr!.  

Te levantas y el día echa a andar, todo empieza a rodar, las horas pasan pero no corren, pronto os vais a ver...


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed