El ansia de ser felices

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
315 visitas

Marcar como relato favorito

Disfrutamos del día

con la bondad como eje.

No aceptamos el fracaso

como concepto.

Podemos ser felices.

 

Nos salimos del atasco

que nos venden

los que no creen en el amor.

Presentamos

buenos anhelos

como base para seguir,

para salir adelante.

 

Los pronósticos han de ser buenos,

y, al serlo, nos ayudan.

Por eso la actitud es buscar

afectación en positivo.

Despejemos las incógnitas.

Subamos hacia el mar

de los sueños y caricias.

 

Operemos sin tregua.

Dejemos fuera las emergencias.

Abandonemos lo negativo.

 

Indaguemos en el interior.

Hay muchos tesoros.

Experimentemos lo físico y lo espiritual

sin parálisis que nos declaren

en pugna y conflicto.

 

Lo que vale es progresar.

Apuntemos a mudanzas

que nos hagan más pacíficos,

que nos permitan estar a tono.

 

Los colores nos reportarán

intensidades y matices

para la alegría, tan necesaria.

 

Marquemos el final

de los que hacen daño.

Repuntemos

y aportemos hermosas tendencias.

La estabilidad es un grado.

 

De vez en cuando hemos de dar

con claves que nos perfeccionen.

El ansia de ser felices

será una realidad.

 

Movámonos cada día.

Cada día.

E improvisemos.

 

Juan Tomás Frutos. 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed