Extinción

Por
Enviado el , clasificado en Ciencia ficción
335 visitas

Marcar como relato favorito

Empezamos a multiplicarnos en las márgenes de dos ríos. Aunque lo de empezar y terminar no tiene sentido ya que estamos fuera de la línea temporal, gran parte de los acontecimientos relatados están sujetos al factor tiempo. 
Decidímos reintroducir el modelo tridimensional para la descendencia y dotarlos de un cuerpo similar al nuestro.  
Aunque su conciencia reducida a la individualidad, sólo podría ser consciente de algunas partes del todo, pero no de la totalidad.
Por tanto, nuestra descendencia sería auto/consciente, evolutiva y  con libre albedrío, pero limitada a una línea espacio/temporal determinada. 
No obstante, dejamos salidas a la totalidad impregnadas en la mente, para que muchos de los nuevos humanos pudieran acceder a nuestro estado de ser. 
Mientras tanto, creamos seres con inteligencias superiores capaces de habitar entre la humanidad y nuestro estado. Seres de otra condición física, etérea, evanescente, sutilmente inaprensible... 
-Todo está bien- pensamos, hasta que apareció un virus que identificamos como "ophiomorpus". Afectó principalmente a mi otro yo, a través de la emoción que se percibe con la curiosidad. 
Procedía de una facción de Universo II. denominada "Los Hijos del Fuego". Se habían introducido en nuestro universo a través de unas grietas producidas por tejido oscuro de naturaleza fotónica. 
Hubo enfrentamientos pero los "Señores Luminosos" nos ayudaron y pudimos mantenerlos a raya, aunque nunca los hemos erradicado en su totalidad. Se esconden entre los humanos, se mimetizan y son difíciles de localizar. 
Aunque si lo vemos con la objetividad que nos da, ser los creadores de este universo, vienen a jugar aquí bajo la premisa de nuestro modelo, creen que hacen, pero solo calcan la realidad que hemos creado sin conciencia de principio ni fin. 
A pesar de todo lo que pudo haber existido, todo lo que existe o existirá en este Universo... ya es! 
La humanidad se multiplicaba por sí mísma sin necesidad de nuestra intervención. Avanzaban demasiado rápido. En seis generaciones habían estudiado y descubierto múltiples aplicaciones a través del la física de partículas, especialmente la disección de fotones. 
Al poco tiempo ya estaban instalados en el espacio orbital del planeta, en una hábitat espacial de forma esférica. 
Como eran autosuficientes se declararon independientes del planeta. 
El gran hábitat crecía, pero sus ocupantes no tenían un pensamiento unitario. La gran diversidad los llevó al enfrentamiento. Se produjo la primera guerra de ideas. 
Mientras tanto en el planeta, la civilización progresaba a la misma velocidad que en el gran satélite. 
El núcleo de la sociedad se erigió en el centro del océano expandiéndose como una isla artificial. Las zonas terrestres siguieron produciendo materias primas. 
La vida se realizaba en una armonía establecida en dos niveles. Los Pensadores y los Hacedores y la población podía establecerse libremente en cualquiera de ellos, dependiendo de su afinidad. 
Entre tanto, el hábitat esférico, se habían expandido de tal manera, que era visible desde el planeta a plena luz del día. 
Sin embargo, su evolución tenía muchas carencias. En un principio cuando se empezó a construir la estación, se seleccionaron en primer lugar a los que estudiaban e investigaban la física de los elementos. No se produjo ningún pensamiento de naturaleza existencial. Todo estudio se dedicó a la materia. 
Decubrieron de manera teórica, la forma de viajar más rápido que la luz y construyeron naves para salir del sistema y empezar a explorar allá donde llegaran. 
Pero algo fallo en la estación y está empezó a colapsar y a resquebrajarse. Numerosas explosiones acabaron con la mole esférica y una parte importante de su estructura cayó al planeta, destruyendo el núcleo de la civilización terrestre. Todo lo que no fue volatilizado en el primer momento, desapareció debajo de las aguas que cubrieron todo el planeta durante largo tiempo...


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed