Historias del Toutatis I

Por
Enviado el , clasificado en Ciencia ficción
547 visitas

Marcar como relato favorito

En cierta ocasión, estábamos en la terraza del Toutatis royendo un poco de birra, cuando estalló en el cielo algo así como un relámpago iridiscente y súper luminoso. Nos acojonamos de tal manera que nos fuimos corriendo para dentro de la fábrica.
Allí entre las barricas de acero dónde fermentaba la cerveza, intentábamos dilucidar que había pasado. Entre birra y birra, cada vez éramos más numerosos en el local.  Algo raro estaba ocurriendo:
«Vi como entraba "yo" con "Juanito" a mis espaldas, cuando en realidad ya estábamos en la barra tomando birras.»
Cuanto más flipábamos más nos duplicábamos. Pregunté a mi otro yo de donde venía y me dijo que de casa, de darle de comer a las gallinas. 
-Mira- me dijo, enseñándome dos huevos. 
Cada vez flipaba más!! 
Vi como Juanito charlaba animadamente con alguno de sus yos que dijo ser del futuro y le preguntaba a éste, como habían ido las ventas en ese tiempo...
La cosa se fue calentando y las cervezas se duplicaron, lo cual me llevó a pensar cual de mis yos que andaban por ahí pagaría las rondas.
De repente entro un tío vestido muy extraño... como del futuro lejano y dijo que era descendiente directo del creador de la Iglesia Toutatiana y que venía expresamente a conocer a los profetas que difundieron la doctrina, un tal Pablo el Iluminado y Juanito el Sabio.
Nos quedamos de piedra.
Pero no sabíamos a cual Pablo mirar, ni a que Juanito, había tantos...
Nos explicó como habían abierto una ranura en el cielo para venir al pasado y ver cómo empezó todo, por eso nos estábamos duplicando, porque habían alterado el espacio/tiempo y la habían cagado. Nos dijo el personaje que estaban intentando arreglar el tejido fotonico para que dejara de alterar la línea temporal. Vaya, como si se hubiesen fundido los plomos... que cojonudo!!!
Mientras tanto intente reunir al máximo de mis "yos" para pensar mejor en la situación. Imagínate: cinco cerebros como el mío pensando.
Alguien pregunto cómo se llamaba el individuo del futuro, y un "yo" de Pedro que andaba por ahi y que le había preguntado dijo que su identidad es alfa-numérica, ya que el no es original sino un clon.
Un clon, alucinamos!!!
Si, en mi tiempo, dijo el hombre, nos multiplicamos de diversas formas. Están los  S1 o self one que nacen de una sola mujer, los hay que nacen de dos, también de dos hombres. Pero los originales son de hombre-mujer auténticos, estos son los únicos fértiles. La descendencia de los self one y de los iguales, no es fértil... de momento.
Con tanto jaleo, llegó la Guardia Civil., un montón de denuncias del vecino habían llegado al cuartelillo, claro como el también estaba súper duplicado, todos sus "yos" habían llamado a la Guardia Civil.
El barullo era impresionante... yo ya no sabía a qué Carmen dirigirme.
Los Guardias Civiles que se empezaban a duplicar aparecían vestidos de paisano y como no estaban de servicio se les veía brindando como en la mejor fiesta.
No cuento más porque nadie me creería


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed