Oral

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
4826 visitas

Marcar como relato favorito

Lola entrelazaba sus dedos en su cabellera apretando con su otra mano su pezón que caía de forma natural de uno de sus senos desnudos mientras gemía meneando sus caderas, sus muslos temblorosos atestiguaban el goce que producía Dante con su lengua traviesa en ella, la tenía empapada lamiendo cada centímetro de su sexo, su coño rozagante y mojado se bañaba en su propio jugo, él dejaba escapar pequeños jadeos al tiempo que le chupaba todo el coño con su boca; también lo estaba disfrutando; cada vez que cogía con ella se sumergía en otra dimensión; con su lengua jugueteaba con el erguido clítoris de ella, que yacía ya listo para dejarse llevar en ese torbellino de fluidos orgásmicos.

Ella estaba lista para ser penetrada y él no se hacía esperar, la volteó salvajemente apretando sus nalgas. Enterró su erecta verga en ella, en su coño empapado que lo seducía… ¡ooh carajo!.. Ella estaba tan húmeda, que resultaba tan fácil resbalarse en el vértice de su entrepierna, haciendo que su cabeza explotara de tan intenso placer. Ella le suplicaba entre gemidos que le destrozara el coño, que la penetrara con más fuerza “…aahsh, siii, asíii, duro, maas, maas…” él estallaba gimiendo a ojos cerrados; algunas salpicaduras de semen escapaban del coño de ella, mientras su verga entraba y salía, dando cuenta del jugoso goce orgásmico de ambos.

Se desplomaron sobre la cama, agitados y sudados; ella yacía boca abajo mirándolo picara e intensamente con una sonrisa retorcida mientras él acariciaba su espalda jugueteando  con su pelo, la piel de ella era tan sedosa y suave que cada caricia resultaba casi afrodisiaca para él, ella giró un poco su cuerpo dejando ver su armoniosa silueta y la perfecta curvatura de sus senos, él deslizó los dedos por la curvatura de su cadera, llegando a sus pezones erizados, masajeándolos con su pulgar al tiempo que sus miradas se fundían entre sí. De repente, empezó a sentir como nuevamente su verga se endurecía; ella al notarlo; empezó a acariciarla suavemente. Sus labios se juntaron y sus lenguas se entrelazaron subiendo nuevamente la intensidad del momento, él chupó uno de sus pezones y ella gimió suavemente; descendió hacia la erguida verga de él y empezó a succionarla suavemente; él la sujetó algo fuerte del cabello mirándola con lujuria obligándola a ponerse de rodillas sin que se detuviera; él empezó a moverse con mayor intensidad; se masturbaba en la boca de ella, “mfmffm… mfmffm”, era el sonido que producía su verga cada vez que entraba, ella sentía como la punta de la verga de él chocaba fuertemente contra su garganta excitándose, él fue intensificando sus movimientos de caderas, mientras apoyaba una de sus manos en la pared,  mirando completamente extasiado como ella  le mamaba la verga con empeño; puso su mano sobre la cabeza de ella obligándola a que aumentara el ritmo de sus movimientos, controlándolos,  provocando que el sonido gutural se hiciera más intenso, jadeando en cada mamada.

De repente, ella empezó a sentir como los chorros de semen alcanzaban su garganta, tragándolos, deleitando su sabor en tanto que él exhalaba entre gemidos. Un poco de semen escapó de su boca, como dando la impresión de que no había tragado nada; como si él no conociera el grosor de sus corridas.

Ella lo miraba desenfrenadamente al tiempo que limpiaba el exceso de líquido de la comisura de sus labios... ¡Aún no he terminado! exclamó él con mirada intimidante acariciando su cabello, obligándola a que introdujera una vez más su verga en su boca, haciendo que las horas de sexo en ese cuarto de ese viejo motel se hicieran interminables…hasta que saciara toda su virilidad en ella.

PARA DISFRUTAR DE ESTE RELATO CON AUDIO, ABRE EL SIGUIENTE LINK https://krencurls.wixsite.com/erotico/post/_oral


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed