Historias del Toutatis II

Por
Enviado el , clasificado en Ciencia ficción
364 visitas

Marcar como relato favorito

Mientras tanto...
En el año 382 de la dinastía Ipados, correspondiente al año 1564 de la era Toutaniana, se hicieron grandes descubrimientos arqueológicos. El más importante: "Los dos Evangelios de Pablo el Iluminado y un apócrifo de Juanito el Justo", éste último también llamado "el Sabio" en las cartas de la teóloga Merie Guanas. Hubo grandes debates sobre la autenticidad del apócrifo, ya que en éste apenas se  habla de los estilos de la cerveza. Mientras que los Siete Evangelios Lupulinos  nos muestran todas las formas de hacer el sagrado líquido.
Se especulaba que los dos Maestros Evangelistas habían dejado numerosas cartas escritas dirigidas sobre todo a la congregación de un lugar mítico llamado Senrelles. Más tarde se descubrió que de haber existido este lugar sería el origen de  la leyenda de los "cien reyes", (pero eso es otra historia).
La Papisa de la época, Demo Ledora IV, ideó un plan para viajar al pasado y desvelar los misterios de la Iglesia de la Cerveza, sobre todo aquellos que dividían a los creyentes. Por ejemplo, no se tenía muy claro aquello de convertir el agua en cerveza sólo con la intervención divina, o aquél otro milagro de multiplicar cervezas para todos a partir de una cañita.
Así que Demo Ledora IV envió a un clon del Cardenal Gelato, místico de su máxima confianza, a la época en dónde se cree que empezó todo.
Abrió una grieta en el cielo y por ahí se coló el cardenal. Según los primeros cálculos debería de aparecer en el Toutatis de Cannar sobre las 21:00 horas del día 30 de febrero del año en curso. Cuando llegó, apenas había seis personas, pero inopinadamente empezó un alboroto de gente que aparecía duplicada e incluso triplicada.
El proyecto fue un fracaso total, los cielos se abrieron como dijo la profecía, pero se crearon tantos bucles temporales, que el yo del martes se juntaba con él del sábado y se liaban a tomar birras, diciéndose las cosas más absurdas que puedas imaginar. Ya no sabías cuál era tu mujer real. Creo que estaban presentes todas las de la semana, hasta había alguna del mes siguiente. Otros yos buscaban reunirse todos: una pareja con seis yos masculinos y seis yos femeninos, una locura.
Al final, Demo Ledora IV decidió cerrar el cielo y, PLUFFF!!!!
Todo volvió a la normalidad, aunque el clon del Cardenal Gelato se quedo por aquí y busco novia. No le faltaron pretendientas.
Se decía que cuándo fue clonado  se le dotaron de ciertos atributos "extra". Cosa que le dio mucho éxito en la comarca.
Entre las mujeres empezó a conocerse como "mí cardenalito de helado" Ummm!!! Que rico estás.
Al final se lo llevó una portuguesa de Lisboa de ascendencia Angoleña que tenía un poderoso físico de 125 kg.
Alabado sea Dios!!!
En este plano temporal todo volvió a la normalidad y la peña se dedicó a roer birras en la terraza, a charlar, y de vez en cuando a mirar hacia arriba por si pasaba algo que pudiera enriquecer las "Historias del Toutatis"...


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Librería online y red social de lectores

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed