Un trio inesperado (1/3)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
9330 visitas

Marcar como relato favorito

Esa mañana nada hacía presagiar lo que iba a suceder ese día, recuerdo que me levante no hacia un frío excepcional, pero me daba pereza coger el coche i por trabajo dirigirme a la ciudad.

Como cada mañana me dirijo al bar de al lado de casa a tomar mi café, el día era gris el cielo era extraño y era el tema principal de conversación en el bar.

Yo: Buenos días Sebas, un cortado y un paquete de trabajo

Carlos: Hey Jon, como va qué tal se presenta el día hoy,

Yo: bien bien, tengo que subir a Gerona a una reunión y luego para casa que hoy está el día feo sin frío pero incomodo.

Gracias Sebas cobra ya, y el café de Carlos también.

Bueno Carlos y tú que tal

Carlos, Bien, como tú a trabajar un poco a ver que tal va el día hoy

Tomamos el café nos fumamos un cigarro y cada uno se fue para sus destinos.

Bajé al parking subí al coche y al salir SORPRESA empezaba a nevar, poquita cosa pero bueno.

Agarre la N-II dirección Gerona, y mi sorpresa es que la nevada seguía y parecía que aumentaba, no pare a preocuparme si no que seguí mi camino.

Una vez en Gerona me di cuenta que la nieve empezaba a coger en la calle y dije a ver si esto va a seguir, pensé bueno al menos tengo el depósito lleno, cadenas y alguna manta en el maletero, no sé por qué lo pensé ya que en esa zona de Catalunya más bien no nieva y cuando lo hace lo hace pocas horas por lo que no conlleva consecuencias.

Finalizada la reunión, nos despedimos y al salir de la sala el despacho estaba medio vacío nos fijamos y todo el mundo en las ventanas miramos, y la nevada era espectacular, me dirijo a mi superior y le comento

Yo: tu Manuel, me voy rápido que veo que esto aprieta mucho y tengo que coger carretera

Manuel: Ves ves, haces bien, les diré a los que son de fuera de Gerona que se vayan a casa,

Yo : Ok nos vamos hablando chaooo

Manel: espera, Jon, puedes llevar a estas dos chicas, son del pueblo de al lado del tuyo pero van en tren

Yo: para nada, que, ¡¡vamos!!

Como yo solo subía una vez cada quince días a la oficina, me las presenta

Manel: Mira estas son Judith y Dunia

Yo: encantado, ¿vamos?

Ellas: igualmente y gracias

Las chicas no deberían tener más o menos entre sobre los 30 años, las dos morenas, pero con los abrigos no se distinguía bien su cuerpo, aunque auguraba bien….

Ya una vez en coche, pusimos camino por medio y cogimos la autopista, no me la quería jugar, escuchábamos la radio, y nos angustiábamos, ya empezaban a cortar carreteras, yo sufría porque tenía que hacer un tramo de carretera, y las chicas también lo comentaban, empezaron a llamar a sus amigos, familiares para que nos informaran de la situación, eran las 13:00h y la cosa en vez de aflojar a ratos parecía que aumentaba la intensidad de la nevada.

Nuria comenta, la carretera de Vidreres está muy mal me comentan, pue la del norte está peor, joder tenía que empalmar con la N-II, y recorrer los últimos 20km por allí.

Salimos de la autopista y ya nos encontramos con caravana, todo el mundo pretendía llegar a casa.

Avanzábamos poco a poco, con mucha precaución, pero cada km era una odisea, las chicas solo sabían comentar que por favor todo fuera bien, yo las animaba diciendo que tranquilas que llegaríamos, pero la cosa pintaba mal, para hacer 5km estuvimos 2h, y tuvimos la suerte de quedar en frente de un parador, teníamos hambre y como no avanzábamos les propuse

Yo: mirad, la cosa esta cruda y parece ser que tendremos para rato, Judit ponte al volante, que yo me escapo a ver si puedo comprar algo allí para comer o al menos tener agua,

Judith: pero y si avanzamos…. Y tu

Yo, si avanza la caravana sigue, no creo que os alejéis mucho, y ya os atrapare andando.

Me dirijo al restaurante, era pequeño y el dueño mantenía abierto por la gente que paraba, le pedí si podía hacerme unos bocadillos y si tenía agua para llevar,

Dueño: si no hay problema.

yo: la que está cayendo,

Dueño: pues sí, y esta gente ya se queda aquí, a desistido seguir el camino, la verdad que me parece que ya han cortado el acceso a la costa y la N-II también, no creo que puedas avanzar mucho

Yo: no me digas, que putada…

Dueño: si te diría que te quedase aquí pero ya ves como lo tengo no cabe un alfiler

Yo: no se preocupe, tengo el depósito lleno y una manta en el maletero, creo que podré pasar la noche en el coche sin mucho apuro.

Dueño: ok, aparca en el parking del restaurante y si quieres un café o algo ya sabes, te cobro los bocadillos el agua invito yo

Yo: Muchas gracias, es muy amable

La verdad que el restaurante estaba a reventar, y no había un sitio donde pudieras sentarte, como imaginé las chicas no se habían movido nada, me acerco me subo y les comento la situación

Yo: chicas, tened los bocadillos y aquí os dejo el agua, os cuento, han cortado los accesos a la costa, y la n-II también está cortada, según me cuenta el dueño del restaurante

Dunia: si, lo acabamos de oír, que vamos a hacer

Yo: mirad el dueño me ha recomendado que aparquemos en el parking del restaurante y pasemos la noche aquí, el coche va con el depósito lleno, y tengo una manta en el maletero. El restaurante no va a cerrar, pero no cabe un alma, al menos tendremos un sitio para tomar un café e ir al baño.

Judit: joder que putada, pero creo que será lo más sensato y total no podremos avanzar

Salí de la carretera y aparqué entre dos camiones, para resguardar un poco más el coche del frío

Dunia: ¿aquí, entre dos camiones? pregunto extrañada

Yo: si creo que es mejor, la altura de los camiones hará que estemos un poco más protegidos, y si queremos hacer pis creo que tendrás más intimidad.

Judit: pero está el baño del restaurante

Yo: si, pero con la cantidad de gente que hay, no quiero ni imaginarme como estarán los baños, pero como veáis, si queréis me pongo allí,

Respondieron que no ya que entendieron mis razones, la tarde paso más o menos aburrida, nos contamos nuestras historias, nuestra situación personal, trabajo, etc, la típica conversación cuando conoces a alguien.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed