¡Taxi!

Por
Enviado el , clasificado en Ciencia ficción
210 visitas

Marcar como relato favorito

Salí de la Estación Central e hice cola para cojer un taxi. Mientras avanzaba, vi como llegaba en un monorrail un hombre con forma de taxi, con ruedas en vez de brazos y piernas. Era grande y en sus espaldas había un habitáculo adecuado para una o dos personas. 
Todo el conjunto era de carne y hueso, aunque yo no me explicaba como giraban las ruedas-brazo ni las ruedas-pierna. Me parecía doloroso el roze con la vía metálica. Cuando subí me senté literalmente en la espalda de aquel mutante. Giró un poco la cabeza y me preguntó:
- ¿A dónde? 
En aquel momento supe que estaba en un sueño. Cuando lo sabes, tu sensación cambia. Es entonces cuando te das cuenta de que ir y venir es una ilusión de la mente. 
Pero seguí yendo hacia adelante, a ver qué pasa. 
- Al centro - dije
El hombre-taxi aceleró y al momento estábamos volando por encima de las luces de la ciudad. 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed