Madurar en el Amor

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
447 visitas

Marcar como relato favorito

En el primer día de tu vida no sabes nada del amor. Ni siquiera tienes los ojos abiertos. Te interesa mucho el pecho de mamá. Papá puede estar contigo, pero no tienes noción de su presencia. Con el tiempo abres los ojos, aprendes a reconocerlo, despiertas amor por él y le dices: 

«¡Papá!».

Igual, el verdadero Amor no es algo que surja de la noche a la mañana; es más, tienes que esforzarte por despertarlo y crecer en él.

La carne tiene un progenitor y el alma también. En algún momento, cuando abras los ojos del alma, reconocerás también al Padre Celestial. Sí, a nuestro Dios. Y cuando, algún día, despiertes Amor por Él, dirás: 

«¡Papá, te amo!».


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed