Terrorismo Molecular

Por
Enviado el , clasificado en Humor
382 visitas

Marcar como relato favorito

La periodista preguntó y yo le conté la historia del grupo terrorista Amanecer Plateado con Estrellas. 
Hace muchos años, conocí a tres estudiantes de bioquímica en una Universidad del país. 
Ya en aquél momento eran radicales de lo que sea, el caso era estar ahí. Pero su objetivo prioritario era cambiar el mundo. A por todas y a lo grande. 
Empezaron a llamarse  Amanecer Plateado, lo de las estrellas vino después. 
Estudiaron todos los intentos anteriores de otros grupos y repasaron sus fracasos. Tenían que hacer algo diferente, para no fracasar también. 
Empezaron a investigar ciertas moléculas en un laboratorio financiado por el padre de uno de ellos.  
Lograron sintetizar dopamina y serotonina y experimentaban con voluntarios. Los resultados eran buenos, pero faltaba el golpe final para conseguir la súper molécula que lo cambiaría todo. 
Así que añadieron endorfinas y gaba. 
Hicieron una prueba en un pueblo de montaña y ya no les quedó duda. Funcionaba!! 
Esparcirían la solución a nivel mundial y a ver que pasa.
Crearon un gas muy persistente y contaminante como vehículo de la súper molécula, para extender e infectar a todo el planeta al mismo tiempo. 
Lo esparcieron en una gran ciudad y empezó a propagarse de manera muy rápida. 
Los efectos no tardaron en ser visibles. 
La gente daba los buenos días sin conocerse de nada. Los supermercados hacían ofertas y te regalaban la mitad de la compra. El recibo de la luz y del gas bajo tanto que casi era gratis. 
Dejo de existir la oposición en el Congreso. Unos y otros se abrazaban y se hacían los mejores selfis. El salario mínimo subió el doble, pero a los empresarios les parecía poco y querían subirlo más. Los bancos daban créditos sin intereses. 
Una auténtica locura. Era tanta la solidaridad y el buen rollo que sólo te importaba que el resto de la gente estuviera de maravilla. 
No se sabe el tiempo que pasó, nadie llevaba la cuenta de nada. Los productos desaparecieron porque se habían regalado todos. La economía dejó de existir y empezamos a pasar hambre y carencias de todo tipo. 
Pero todo eso eran minucias, lo importante era el estado de felicidad que habíamos alcanzado. Estábamos en el climax de realización personal y las emociones negativas habían desaparecido. 
Más adelante no se sabe como, los efectos de la molécula empezaron a remitir y observamos atónitos en que se había convertido el mundo. 
Menuda resaca!!! 
Nos habíamos vuelto feos y enfermos. Descuidamos nuestra persona en favor de beneficiar al prójimo. Pero el caso es que tampoco veíamos la ruina física en la que se habían convertido los demás. 
El caos se apoderó de todo. Podría decirse que fue un  apocalípsis provocado por el buen rollo. 
Aquellos tres estudiantes consiguieron cambiar el mundo de forma radical. Pero a la humanidad le faltaba práctica para asimilar tanta dicha... 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Librería online y red social de lectores

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed