La gallinita ciega

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
8638 visitas

Marcar como relato favorito

Me junté con mi pandilla de amigos. Estábamos en la playa solos Juan, Penélope, Asdrúbal, Pilar y yo. Propuse que como hacía mucho calor nos quedáramos desnudos y nos acariciáramos las pollas y los clítoris, que nos masturbáramos unos a otros.

Penélope, mi mejor amiga, una rubia preciosa de 18 años, se acercó a mí y me pidió permiso para chuparme la polla y ponérmela dura, ya que todos tenían ya las pollas y los clítoris duros y yo no. Le dije que sí y con mucha delicadeza me metió tres dedos en el ano y mi polla en su boca. Chupó dándome mucho placer. Me puso la polla dura y enseguida me corrí y dándole toda mi leche. Ella me la pasó de su boca y me la tragué toda mientras notaba un gustito muy grande en mi polla, que seguía dura.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed