El caso de las tres pascualas parte 5

Por
Enviado el , clasificado en Intriga / suspense
194 visitas

Marcar como relato favorito

Niza , Francia invierno de 1898

En una cabaña alquilada por Martin Grobier, los dos ex oficiales chilenos, terminaban de cenar, Martin Leia los manuscritos antigüos, buscando más pistas del medallón y julio Salvatierra disfrutaba de una copa de vino recostado en el sillón.

  - no puede ser!

  - que pasó señor Grobier?

  - en los sarcófagos hay una leyenda a los pies de la tapa , está escrito en alemán antigüo y realmente no sé que dice-

  - no se aflija amigo francés se que podr... De un golpe Salvatierra se pone de pie, Grobier lo mira

  - que sucede?

  - siento pasaos, que... Maldición! No están rodeando!, Los dos veteranos apagan las lámparas y se parapetan bajo la mesa.

  - cual son sus órdenes capitán Salvatierra?

  - yo viví esto en la guerra, muchas veces en la sierra peruana-

  - Grobier resguardese al costado de la chimenea,sabrá lo que hacer- 

Dicho esto una descarga de fusiles empezó a destruir ventanas, espejos, cristales y lámparas.

  -¡ Leroy sabemos que está adentro salga le damos 10 segundos! Pasado los 10 segundos los hombres derriban la puerta y entran disparando, pero estaba tan obscuro que solo se veía el humo de las armas en la luz de la luna que entraba por la ventana, el silencio dominaba el lugar hasta que descargas de revolver cold navy de Grobier y la cold single de Salvatierra, empezaron hacer estragos en los invasores, que no podían resguardarse o escapar, ya que los capitanes se parapetaron en forma perpendicular y Salvatierra cerca de la entrada , derribaba a cuántos de acercaba a la puerta y Grobier a discreción hería a los que estaban en el salón, la luz de la luna ayudaba a camuflarse en la oscuridad a los dos veteranos, en cuestión de segundos dieron muerte a los invasores dos que estaban frente a la entrada salieron corriendo, pero Salvatierra tomo unos de los fusiles y con el dió muerte a los dos que corrían

¡ Grandioso Salvatierra, sabía que podríamos con ellos! Grito Grobier acercándose a su camarada, pero Salvatierra lo apunto con el fusil, Grobier se detuvo. 

- ahora nos sentaremos y me dirá quién en realidades usted! Dijo Salvatierra.

Santiago sábado 30 de noviembre del 2002.

El taxi de Juan corría a toda velocidad por la calle presidente Balmaceda, la lentitud del vehículo se compensaba con la habilidad de Juan en el volante, ya que maniobraba por entremedio de los demás vehículos, cosa que la furgoneta boxer no podía hacer e impedía que los sujetos usarán sus armás de fuego, pero en una estúpida maniobra, el taxista doblo por avenida Manuel Rodríguez, quedando solo, los secuestradores aprovecharon y embistieron la parte trasera del taxi, Bárbara que iba en la parte trasera del taxi se cayó del asiento, Juan viendo el peligro trato de virar por calle Aníbal Pinto, pero la furgoneta golpeó el foco trasero izquierdo del taxi y Juan perdió el control e impacto de forma muy violenta con un camión tres cuarto que estaba estacionado, Bárbara salio elevada, golpeándose con la parte trasera de los asientos delanteros, al levantarse vio a Juan con la cabeza en el volante muerto, Bárbara trato de tomarlo del chaleco y echarlo para atrás, pero de un golpe se abrió la puerta de pasajeros y los hombres sacaron del taxi a Bárbara y dejaron a Juan muerto en el volante.

Puerto de Marsella, Francia año 1874

Martin Grobier llegaba a una bodega donde lo esperaban unos hombres que trabajaban en el puerto.

- bonjour, señor Grobier encontramos lo que nos pidió- lo llevaron a una carreta, le muestran los tres sarcófagos, Martín le entrega una bolsa con una gran suma de dinero.

  - necesita algo más señor Grobier?

  - si necesito que embarque estos sarcófagos en el barco "guerrier de la mer" que irá con destino a Perú

Pasadas las horas Martin llega a una cabaña donde un par de hombres golpeaban a otro que estaba amarrado en una silla, Martin ordena que dejen de golpearlo, se acerca al hombre y le dice

  - muy bien señor Jacques Leroy, explíqueme ¿ porque me suplantó para tratar de robar mis sarcófagos ?

Santiago sábado 30 de noviembre del 2002

La furgoneta boxer se dirigían al poniente por avenida Vespucio norte, dos de los tres hombres tenían a Bárbara acostada en la parte trasera los hombres, tanto el de polera naranja, como el que mató a Andrés, le rompieron la blusa Calipso, dejando sus pechos descubiertos, le besaban el cuerpo y Barbara no podía moverse ya que le tenían agarrado las muñecas y con las rodillas le tenían afirmados los muslos, el pantalón blanco se la desabrocharon y metían la mano debajo de su calzón

- pato ven para acá- dice el chófer

  - no puede esperar?

  - no, es urgente-

  el que mató a Andrés le dice al otro

  - asujetala bien, vuelvo para que comencemos-

  - ya dale, pero recuerda que yo primero- dijo el de polera naranja,quien se monta arriba de Barbara, afirmandole las dos muñecas- Barbara a pesar del terror que la invadía, trataba de mantenerse serena.

  - que pasa? Le pregunta al chófer

  - hay una camioneta tipo Van color gris siguiéndonos hace 10 minutos-

  - dónde está?

  - está detrás del camión cementero que está en el lado izquierdo- los dos miraban con atención el camión que tenían detrás y de pronto la Van se movió hacía la derecha

 - prepárate rubia, lo vamos a pasar bien- decía el hombre que tenía aprisionada a Barbara, de pronto un zumbido y un golpe seco en el parabrisas, como una abeja que entrara al vehículo de forma violenta, hizo que el hombre que tenía a Bárbara cayera encima de ella, la rubia sintió solo la sangre que caía en su ceja izquierda, Bárbara, trataba de levantar al hombre, pero se percató que éste, tenía una pistola guardada en la parte trasera de sus jeans.

De un elevado montículo de tierra que se encontraba a 80 metros de la avenida, un hombre camuflado da una señal por radio, la Van gris tomo velocidad y adelanto la furgoneta, aprovechando que los otros dos hombres estaban pendientes del vehículo, Bárbara toma la pistola Glock 17 del jeans, saca el seguro y apuntando al copiloto, descargar siete disparo, rematandolo, como el lo hizo con Andrés, se sacó al hombre que estaba encima de ella y se agachó detrás del chófer.

  - volteaste y te dejo paralítico, empieza a disminuir la velocidad- le dijo mientras le apuntaba el cuello, la camioneta bajo la velocidad, hasta detenerse, la Van gris se detuvo díez metros adelante de la furgoneta, de la Van salieron seis hombres y rodearon el vehículo , pero antes del llegar a la furgoneta, un disparo voló la cabeza del chófer.

  - no se mueva! tire el arma! Dijo unos de los hombres que apuntaba a Bárbara,ella con la pistola aún apuntando la cabeza del chófer y con la cara con sangre, miro al hombre de afuera del vehículo, dejo la pistola en el piso y levanto las manos, al sacarla de la furgoneta, Bárbara con las manos en la nuca miraba a los hombres vestidos de militar con la cabeza cubierta con un Pañuelo tipo shemagh color verde, al llegar el líder del grupo se puso al frente de Bárbara y mando que bajarán las armas y se descubrió el rostro.

  - ¡ Mayor Isaac Cohen! Dijo Bárbara

El militar le sonríe a Bárbara y le dice

  - nos volvemos a encontrar señorita Abigaile Stein-

Continuará

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed