El caso de las tres pascualas parte 8

Por
Enviado el , clasificado en Intriga / suspense
170 visitas

Marcar como relato favorito

Lunes 23 de diciembre del 2002

El reloj marcaba las 08;43 hrs, dentro de un Opel Corsa blanco Isolda miraba fijamente al banco.

  - ¡ Mujer debes estar lista, el banco está a punto de abrir!

  - si pero solo me faltan detalles menores- decía Bárbara pintándose los labios

  - como me veo?

  - como una solterona con dinero, que se acuesta con idiotas con dinero- dice Isolda

  - perfecto quedé lista- responde Bárbara.

  - acuérdate de hablar con Gerardo Ortiz, es el ejecutivo,a quien se le pidió la cita

El banco abre a las 09:02 hrs, de inmediato Bárbara entra con un delgado vestido blanco, cinturón Negro y zapatos de taco alto negro, con cabello tomado y con un sombrero de tela negro

  - disculpe, busco a don Gerardo Ortiz- le pregunta a una chica que trabajaba en el banco

  - camine de forma diagonal, pasando crédito de consumo entre por el pasillo, el segundo ejecutivo ese es- gracias, dice Bárbara, al llegar donde el ejecutivo este se levanta del asiento.

  - señora Beatríz Jeréz, muy buenos días, un gusto conocerla-

  - buenos días, el gusto es mío señor Ortiz, don Rafael Iturriaga, le habrá informado, sobre mi visita al banco-

  - si, lo hizo personalmente hoy como a las 07:50 hrs, me permite sus documentos y el contrato de arriendo... está todo en orden, si me lo permite, acompañeme- el ejecutivo la lleva a la bóveda, acompañado un guardia, al interior el ejecutivo abre la bóveda 29 y del interior sustrae una caja rectangular y lo pone en la mesa.

  - con su permiso- dijo el ejecutivo, dejando al guardia en la entrada, Bárbara, se pone guantes, de látex y abre la caja, levanta un paño de seda azul en su gran asombro recoge el medallón de los cinco caballeros templarios.

Alpes franceses, invierno del año 1898

Salvatierra y Grobier, subían en medio de la tormenta y el viento blanco, los golpeaba con fuerza.

  - ¡Salvatierra, ahí adelante! Grita Leroy a su compañero que estaba detrás de él, Salvatierra mira y ve una pequeña choza hecha de piedra.

Ya adentro de la choza los dos hombres trataban de sobreponerse al frío, Salvatierra saca unos maderos del interior de un trineo que llevaban, prendió un pequeño fuego lo suficiente para calentarse , después de recomponerse con un café, Leroy saco sus instrumentos de arqueológica y empieza a inspeccionar unos grabados, Salvatierra le da apoyo con un palo encendido.

  - que encontró Grobier?

  - unos textos en alemán antigüo

  - pero usted no sabe leerlos-

  - no, pero es ver estos signos para saber que fueron hechos por caballeros teutones y yo sé que el alemán antigüo en los sarcófagos tiene que ver con ellos.

  - pero ¿Que significa todo esto?

  - que estoy muy confundido señor Salvatierra-

Concepción, lunes 23 de diciembre del 2002

Isolda, esperaba en un costado de la entrada del banco, al lado de ella pasa un Peugeot 405 color azul marino y se estaciona dentro del local

  - Caperucita el lobo está entrando al bosque- le dice a Bárbara en un transistor que tenía en el arete derecho, ella caminaba con el guardia.

  - espero que le haya ido bien en la bóveda, señora Beatriz- 

  - si todo en orden señor Ortiz, que pase un buen día-

  - también usted-

Al acercarse a la entrada tres hombres vestidos como ejecutivo pasaron al lado de Bárbara, pero ella no los miro, solo siguió tranquila hasta llegar a la salida, al estar fuera apuro los pasos, hasta llegar al Opel Corsa donde estaba Isolda, quien tenía el motor encendido, al entrar, el automóvil se puso en marcha.

  - todo en orden? Pregunto Isolda

  - todo en orden contesto Bárbara

Pasado unos 10 minutos los tres hombres salen corriendo del banco, se suben al Peugeot -se nos adelantaron,¿ visites a la de vestido blanco?

  - la del Opel blanco?

  - vamos, en marcha!

Basilea, Suiza, año 1278

Después de una larga y extenuante travesía los cinco caballeros templarios llegan a los límites de la ciudad de Basilea, lugar indicado para guardar los sarcófagos,

  - muy bien ahora descansen, mañana bajaremos en la ciudad-

 Al levantar el alba los caballeros templarios, se prepararon para entrar a la ciudad, al entrar un silencio reinaba en el lugar, algo que no levanto sospechas, ya que una intensa lluvia empezó a caer, muy temprano, al entrar a la plaza principal, encontraron un par de niñas que sacaban agua de un pozo, al ver a los caballeros, las niñas corrieron asustada

  - algo no me gusta- dijo uno de los caballeros que estaba al costado derecho de Francois- los caballeros desenfundaron las espada, sin darse cuenta que al rededor de ellos se cerraba un cerco hecho por caballeros teutones.

Concepción, 23 de diciembre del año 2002

El Opel Corsa que llevaba a Isolda y Bárbara se dirigía por avenida los Carreras, con dirección al puente llacolen, al pasar las vías férreas lsolda vio por el retrovisor el Peugeot que se acercaba

  - Bárbara prepárate - Bárbara que a esas alturas se había sacado el vestido blanco y vestido con calzas negras y polera blanca, saca la Glock 17 de un banano y le saca el seguro , Isolda hace lo mismo con su pistola Jericho. 

El Peugeot sobrepasa en forma veloz e insegura a un Chevrolet Astra y casi colisiona con un Fiat 147, hasta ponerse detrás de Isolda, tes disparos atraviesa el parabrisas trasero del Opel, dando en el lado del copiloto las balas pasaron a centímetros de la cabeza de Bárbara, dos disparos más dieron cerca de Isolda, al mirar por el retrovisor ve a Bárbara que miraba atenta como gato acechando a un ratón, la rubia, aprieta un dispositivo y el cristal trasero del Opel se rompe en pedasos, con su Glock 17 hace tres disparos los cuales dieron con el tirador dejándolo muerto y colgando del vehículo, de un tirón entran al muerto, a gran velocidad el Peugeot pasa por el costado del Opel, pero Bárbara fue lo suficientemente rápida para derribar a otro tirador armado con una sub- ametralladora Uzi sin darle tiempo de disparar, el Peugeot se puso al lado del Opel y trato de chocarlo, pero Isolda con una mirada de aguila apuntó con su mano derecha y percuto dos tiros que hirieron los brazos del conductor, al instante el Peugeot pierde el control y termina colisionando con un poste de luz.

Al tomar la calle Pincheira el vehículo de las dos alemanas transitaba de forma tranquila.

- ya informe a la central, enviaron los refuerzos- dijo Isolda

 Bárbara ve a un sujeto que las apunta.

  - cuidado Isolda! Grita pero un pequeño cilindro entra al vehículo y una explosión termina llegando el vehículo de gas lacrimógeno, Isolda detiene el vehículo y Bárbara, saca arrastrando a su compañera, que no soporto el gas, al salir del vehículo se escucha el sonido de tres personas, al voltear,Bárbara ve a tres sujetos que las apuntaban con pistolas, uno de ellos se acerca a ellas.

  - Guten Tag Isolda y Bárbara -

 

Continuará

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed