El caso de las tres pascualas parte 9

Por
Enviado el , clasificado en Intriga / suspense
141 visitas

Marcar como relato favorito

Basilea, Suiza año 1278

Francois cabalgata por un estrecho callejón al llegar pasado la mitad divisa a  Denis, su amigo y el cual le ayudaría a guardar los sarcófagos, pero al momento de saludarlo, un chorro de sangre salpicó de su abdomen, Denis, dio unos pasos y cae al suelo, en ese instante, aparece uno de los caballeros teutones.
  - es una trampa! Les dije que era una trampa! Dijo el templario del costado de Francois
  - el tesoro, retrocedan! Retrocedan!- dijo Francois, pero era muy tarde, al entrar al al callejón, quedaron atrapados, sin poder escapar, uno de los templarios trato de hacer retroceder al caballo que llevaba los sarcófagos, pero por la entrada del callejón aparecen dos teutones, cabalgando saltan por encima de los sarcófagos y cayendo al suelo, le hacen una herida con la espada en el abdomen, que hizo que se le salieran los intestinos.
  -  avancen! Los templarios salieron del callejón y se encontraron con los seis teutones restantes
  - ustedes han traicionado a Dios! Entregad los sarcófagos sagrados- dice el líder de los caballeros teutones 
  - jamás los entregaremos y si es necesario abriremos el paso por en medio de ustedes- todos los caballeros desenvainaron sus espadas y se lanzaron unos contra el otro.

San Pedro de la Paz, 22 de diciembre del 2002.

En una Van negra llevaban a Isolda y Bárbara, hasta llegar detrás de una fábrica, sacan a las dos mujeres y las ponen detrás del vehículo, en ese momento aparece una camioneta Chevrolet luv roja, de ella se baja Gabriel de la Barra junto a dos hombres de Hans, al ver a Bárbara su impresión fue grande.
  - pero ella es modelo! Que hace acá señor Hans Bremen?
  - señor Gabriel les presento a Isolda kish Wulkan,  nació el año 1950 en Dresden, sus abuelos fueron muertos por los nazis, en 1972 se unió al Mossad, para vengar a su abuelo y a su lado le presento a Bárbara Shaffer Weigel, nació en Dusseldorf  el año  1981, de padre alemán y madre holandesa, eran unos hippies, vagos y drogadictos, la abandonaron en un hogar de Menores, fue adoptada a los cuatro Años por Kaleb Stain Dohan, jefe de seguridad de la embajada de Israel en Berlin, a los siete años se establecieron en Tel Aviv, la inscribieron bajo el nombre de Abigail Stein Levy, se destacó en su servicio militar y a los diecinueve fue reclutada en el Mossad, por Isolda -
  - Mossad! Pero que hace el Mossad acá, si estamos buscando un tesoro! Dijo Gabriel
  Hans se acerca a Isolda
  - le dice usted? o yo, Isolda lo mira callada, Hans comienza
  - entre el tesoro de los cinco templarios,no solo hay oro y joyas, sino también artículos robados del templo de Salomón, entre esos objetos hay un mapa subterráneo de la ciudad de Jerusalén, después de la invasión del rey Nabucodonosor, los israelitas construyeron pasadizos subterráneos,  uno por ahí puede llegar a cualquier lugar de Jerusalén, incluso realizar un ataque...
  - poner una bomba bajo la mezquita azul! Eso iniciaría una guerra ¡Estás enfermo! Dijo Bárbara
  - es verdad que eres muy inteligente, un coeficiente intelectual que supera el 240, el pasadizos nunca han Sido encontrado, se descubrió el año 1991 y nadie sabe dónde está la entrada, un ataque a la gran mezquita azul desembocaria a la ira de todas las naciones musulmanas y un ataque a gran escala, destruiría a el estado de Israel-
 - un ataque terrorista! Ese no fue el trato señor Hans! Yo no soy un terrorista! Decía airado Gabriel.
  - si lo sé- dice Hans, sacando una Smith & Wesson, de la tres disparos en el corazón a Gabriel que cae muerto.
  - gracias por su ayuda, pero ya no lo necesitamos, señor Gabriel-
  - lleven a las dos al galpón! Le dice Hans a sus secuaces
Uno de ellos empuja a Isolda que cae al suelo ¡ Levántate! ¡ Levántate! Le decía el hombre mientras la golpeaba, Bárbara miraba con enojó, cuando uno de los secuaces tomaba la Glock del banano, Bárbara saca su cuchillo, le corta la garganta y lo lanza dando en el pecho del que golpeaba a Isolda, los dos secuaces restante corren y apuntan a Bárbara uno de ellos la golpea en la cara y le da un golpe al plexo solar que hizo que Bárbara cayera al suelo.
  - déjenla no le disparen!! Dijo Hans sacando el cuchillo del tórax del fallecido, se acerca a Bárbara, quien es levantada por los secuaces
  - el famoso cuchillo pico de cuervo-
  - parece que todavía no lo superas- dijo Bárbara
  - es imposible olvidarlo,, sobre todo cuando me voy a duchar- decía Hans, desabrochado su camisa y tocandose una gran cicatriz que cruzaba su pecho
  - ustedes dos! Tomen a Isolda y subanla a la Van yo tengo algo pendiente- dijo tomando a Bárbara y llevandosela a un costado del galpón.

Alpes franceses invierno del año 1898

Salvatierra y Leroy avanzaban por la nieve cada vez más espesa, tanto, que no le permitía avanzar con rapidez, la nieve caía de forma copiosa, pero ya estaban cerca del lugar donde estaría el medallón de los caballeros templarios, a la altura de manigot, Leroy mira el pequeño pico de nieve, en forma de pirámide, 
 -Salvatierra allá hay que ir ¡ Estamos cerca !, Los dos ex oficiales siguieron subiendo hasta que un disparo y un proyectil levanta la nieve a metros de Leroy, los dos se tiran al sueños y gatearon hasta quedar detrás de unas rocas, los dos sacan los fusiles.
  - Leroy ve algo?
  - no la visibilidad es mala-   
 otro disparo cae lejos de ellos
  - Leroy ellos tampoco nos ven- dijo Salvatierra
  - tengo una idea, Salvatierra, esperemos que disparen-
Pasados unos segundos, otro disparo cae cerca de Leroy, el tira del trineo un bulto de ropa que cae ladera abajo
  - le dimos a uno! Gritaron de abajo, tres hombres se dejaron ver, al estar visible los tres hombres se escucha
  - ¡Ahora Leroy! Los dos hacen una variada descargas con sus fusiles, dando muerte a los tres, al instante Leroy se levanta y empieza a caminar cuesta abajo apuntando el peñasco de dónde salieron los hombres,  un hombre se levanta, pero Salvatierra atento dispara hiriendolo, antes que apuntará a Leroy, este corre y se pone al costado del peñasco con rodilla al suelo, al ver que no había nadie hace una señal y Salvatierra camina lentamente, apuntando a los costados, pero al ve que no había peligro se acerca a su compañero, en el suelo estaba el último hombre que habían abatido, estaba tiritando, mientras agonizaba, Leroy lo mira
  - Bernois, porque- el herido saca de su abrigo una cruz que parecía  una daga con un círculo octagonal al centro y se lo pasa a Leroy, el saca su petaca de cognac y le da un sorbo al herido, el le sonríe y segundo después, muere, Leroy se levanta y sube al pico de la montaña
  - Leroy¿ Quien era? 
Pero Leroy no contesto, solo se limitó a caminar, Salvatierra comprendiendo que su compañero no quería hablar, solo se limitó a seguirle.

Continuará.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed