LA NOVIA DE MI MEJOR AMIGA

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
9634 visitas

Marcar como relato favorito

Bueno... hay reglas en la vida, y una de esas reglas, es la de... respetar a las parejas de tus amigos.  Y yo, os prometo que siempre la he cumplido. De hecho, soy muy respetuosa, y hay límites que no sobrepaso, pero en esa situación se me fue de las manos. 

Mi amiga, había conocido a una chica por Tinder, llevaban varios días viéndose. Total, que me la quería presentar. Mi amiga es la típica enamoradiza dependiente que no sabe estar sola consigo misma, y se lía con cualquiera que le haga caso, o sea... imaginaos el percal.

 Yo estaba saliendo del trabajo, a eso de las 02.00 de la madrugada, y me escribe para tomar algo en la playa, y así presentarme a esta chica. Máximo colegueo, lo normal. (Y yo dije... perfecto, me ducho y voy, total al día siguiente no trabajaba)

Pues cuando llegué a la playa, allí estaban las dos, tumbadas en un pareo, bajo la luz de la luna, echándose unas risas y bebiéndose unas copas. En eso que, me acerco, y digo... ¡Ey! ¿que tal? tal cual... lo típico. Y en una de esas, se levanta la chica (rollete d mi amiga) me da dos besos, y ya noté algo. La verdad es que no es un WOW de chica, más bien normalita. 1.60, morena, Sevillana y medio mona. En fin... yo quería tomarme algo e irme rápidamente, pero ella no paraba de insistir para que me quedara más rato con ellas. De hecho, fué a comprarme una botella de cava a un bar que estaba en el quinto coño. (ya que casi todo estaba cerrado a esas horas) bueno... pues la chica no paraba de tontear conmigo. Me cogía de las piernas, intentaba tirarme al agua, en fin, gilipolleces. Y a parte, muy interesada en mí, en plan... ¿cuándo naciste? que edad tienes? haces deporte? tienes cuerpazo, vaya piernas. Y todo esto delante de mi amiga ¡eeh! La pobre, a día de hoy no sé si se enteró de algo o no, porque entre el alcohol y la fumada que llevaba, no sé no sé. Pero muy fuerte. Yo intentaba cortarle el rollo, le hablaba borde, pero había algo ahí... no sé si era química, atracción sexual, pero algo había. 

Volví a quedar con ellas, pero esta vez me llevé a un amigo, para que hiciera de comodín. Y para que fuera objetivo sobre la situación que se estaba dando. Porque era muy surrealista todo. En fin, ese día quedamos en un parque. Estaba mi amiga con esta chica, mi amigo y yo. ¿Sabéis las típicas mesas de madera con bancos incorporados? Pues yo me senté en el banco, enfrente de ellas. Con toda la cara, ella se levantó del banco y se sentó a mi lado, a medio metro aprox. Total... mi amiga estaba frente a mí, contando algo a mi amigo (interactuábamos todos). Y mientras tanto, esta chica, a la cual llamaré "S" estaba acariciándome el tobillo lentamente... e iba subiendo poco a poco, hasta llegar al muslo. Muy fuerte todo, muy heavy... A todo esto, mi amiga no se daba cuenta de nada, porque no tenía contacto visual. Yo estaba muy caliente por la situación. Por una parte, me daba mucho morbo, y por la otra... sabía que estaba mal. (mi amigo se dio cuenta de todo, estaba flipando con el panorama). Como os he dicho anteriormente, la chica no me gustaba físicamente, pero había algo, y lo peor era, que se podía palpar. Simplemente jugaba bien sus cartas, sabía cómo entrarme sutilmente. Yo soy una chica nada fácil, y muy tajante, con mucho carácter. Pero he de decir, que la situación se me fue de las manos. Aquel día en el parque, estaba muy húmeda... eso ya me hizo replantearme muchas cosas. (Aun así, "S" me pidió mi número, pero no se lo di).

Pues no sé cómo, ni mediante quién, pero consiguió mi número. Y empezamos a hablar a diario... tonteábamos muchísimo. Ella no paraba de insistir, de tomar algo e ir a su casa. Pero yo rechacé la proposición varias veces... todo por mi amiga, no lo veía nada ético. Era como que me sentía un 50% mal y el otro 50% muy muy caliente. Hasta el punto que me costaba pensar... Teníamos conversaciones muy subiditas de tono vía whatsapp, pero algo en plan... demasiado heavy. Yo soy lesbiana, y me encantan las chicas lesbianas, y ella lo era. De whatsapp pasamos a teléfono, conversaciones orales... y os juro que nunca me he puesto tan húmeda con nadie hablando por teléfono. Me decía cosas cómo... me encantaría follarte duro, sobre todo por detrás. Tenerte a 4 patas y darte muy duro con un cinturón. Porque seguro que te encanta... no te mereces menos. 

Y yo, la verdad... estaba deseando que me diera lo mío. Estaba deseando que me follara bién duro, y meterle todo mi sexo en su boca.  

 De hecho, no llegamos a hacer nada por el tema de mi amiga... quedé con "S" varias veces, nos liamos un poco, pero le acabé haciendo la cobra... no podía imaginarme la desilusión de mi amiga. "S" se enfadó conmigo... no le gustó que le rechazara, y en parte la entiendo. Se quedó muy despechada. Incluso llegamos a discutir.

En el momento final me eché atrás, porque sabía que, si yo arrancaba, era ir cuesta abajo y sin frenos. Y se hubiera ido todo de madres. Aunque mi amiga con el tiempo se acabó enterando de que mantuvimos contacto por whatsapp... estuvimos 6 meses sin hablar. Y desde entonces cambió la relación.  

A día de hoy "S" suele tener contacto conmigo vía whatsapp, y hace poco me soltó que, una de sus fantasías era follar conmigo. Yo sé que ella se masturba pensando en mí... pensando en todas las cosas que me haría... de hecho, muchas veces me pongo a pensar y pff, me pongo muy caliente. Creo que una de mis fantasías es que ella me folle duro, sobre todo con el cinturón...estando yo a 4 patas.... por detrás. Me encantaría que me destrozara, y yo me dejaría destrozar. Y sentir su boca absorbiendo todo mi sexo... follarme su boca... me pone muy húmeda.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Librería online y red social de lectores

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed