INOLVIDABLE E INTERMINABLE

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
434 visitas

Marcar como relato favorito

Hola a todos y a todas mi nombre es Kohet soy un tanto tímida pero de vez en cuando hago mis trastadas de carajita. Una de las que tanto me gusta es dormir acostada sobre Dampul, un carajo que me aventaja en edad por unos cuantos años, mejor dicho es un viejo que tiene su cuarto y yo el mío. Unas dos o tres veces por mes me da por ir a su cuarto y quedarme ahí. Cuando me tiendo sobre él y el güevo se le para algo me hace sentir más fuerte y más atrevida. Eso sí, yo me pongo sobre él, él no se pone sobre mí, lo que significa que yo me lo cojo a él, y no él a mí. Su esposa, la señora Feni no vive con él, razón por la que se vino a vivir con nosotros.

Seimpre en las tardes hablo con ella y le cuento cada cosa que le hago a su marido y eso a ella la pone a reir, pero también me ha dicho que a veces le gustaría estar en mi lugar. Es tan lindo decirle que el güevo de su marido me pone la pepita más cerrada y que esa leche es tan buena en mi lengua. Es ácida y tiene un olor bastante fuerte, pero eso es lo que me activa, la leche de un güevo viejo en mi cuca joven. Además de todo esto, cuando me tumbo sobre su cuerpo siempre estoy vestida, es en la cama donde mi amigo Dampul me ayuda a desnudarme. ¡Cómo me gustaría que las noches que toca estar con él duraran siquiera unas cien horas! Tiene el güevo corto y delgado pero me pone en las nubes.

No paro de pensar en él en ningún momento de mi vida. En varias oportunidades cuando estoy en clase y no hay en el aula un profesor, tomo el marcador y dibujo un pipe en la pizarra. Algunas amigas que me conocen me han llegado a decir, "no sé cómo es que puedes aprobar tus asignciones con tan buena nota si no tienes tiempo para otra cosa que no sea ese tipo". Yo les contesto, "eso es lo que me hace ser buena alumna, tener su verga en mi pensamiento y en mi coño". Y es que todas ellas tienen novios jóvenes con buenas vergas, pero todas les pegan los cuernos porque no quedan satisfechas cuando ellos se las cogen. Yo al señor Dampul no le hago eso porque yo si estoy conforme con su güevo. Él tampoco ha buscado otra pepita para él.

–– Señor Dampul lo veo cada vez más joven y más fuerte, ¿tiene usted algún tratamiento para eso?
–– Claro que sí, Kohet, carajita mía, el tratamiento es cogerte, tu pepita es muy buen remedio para mantenerme sano.
–– ¡Gracias por decírmelo! Yo también soy la admiración de mis amigos y amigas jóvenes por mi apariencia y por destacarme como estudiante. Desde que usted me está cogiendo con ese güevo tan bello soy la estrella del programa.
–– Entonces acuéstate sobre mi cuerpo para que tu cuca se trague mi verga, porque hasta la taquicardia se me quitó con cogerte.
–– Quiero que sepa no me dejo coger con carajitos jóvenes, mi pepita es solamente para su pipe, soy exclusivamente de usted.
–– Eres así como que una diosa Kohet, contigo todo me sale a pedir de boca, tu coño es lo que me da cada cosa que me apetece.

Las conversaciones y los diálogos que frecuentemente sostengo con Dampul y con su esposa me abren la curiosidad. Han llegado momentos en que por pura jodedera  le he metido al señor Dampul el dedo en el culo y lo he puesto a lamérmelo. Y si no lo hace no le vuelvo a dar pepita. El carajo me estruja el dedo hasta que yo le suplique que no vuelvo a hacerlo más. Cuando el dedo ya no me huele a culo es que él se lo mete en su boca. Pero después cuando me toca la cogida él también me mete el dedo en el culo y lo frota sobre mi cara, es decir que me sigue el juego para parecer carajito. Algunas veces lo llamo viejo marica para que se arreche y me salgo del cuarto para que no pueda cogerme, soy muy traviesita.

La mejor de todas es cuando le ordeno que pare el culo para yo pasar mis pequeñas tetas por ahí. La vaina es que todas esas pendejadas nos han llevado a ser felices él conmigo y yo con él. No somos pareja pero pareciera que lo fuéramos, hasta han habido ocasiones en que me levanta la faldita y me baja las bragas en la sala delante de mis padres y ellos no dicen nada. Pero entonces yo le digo que se busque una puta y que no sea tan cabrón. Cuando reacciono veo una sonrisa en los labios de mis padres. A veces mami dice, "a esta carajita hay que joderla para no sea tan falta de respeto con los mayores". Le he preguntado si sabe algo y me dice que haga lo que quiera con mi vida pero que no deje los estudios.

–– Así señor Dampul, de a poquito hasta que todo ese güevo haya entrado en mi cuca, más suave por favor, hay algo de metal pegado a mi espalda... así nojoda.
–– ¡Qué bella eres Kohet, es tan lindo poder cogerte...! ¡¡¡qué bella eres nojoda!!! ¡¡¡qué bello es tu culo y tu pepita...!!! ¡¡¡qué bello es tener una carajita tan buena como tú... aaahhh...!!!
–– Señor Dampul grita usted como que le estuviera dando la taquicardia, no se muera ahora por favor.
–– No seas pendeja y dame besos, dame más pepita que eso es mi remedio, eres bella Kohet, es bello cogerte.
–– Usted también es muy bello señor Dampul, su verga es muy linda, pequeña pero me pone donde yo quiero.
–– Ahora quiero darte también por el culo carajita, esto va a ser bueno para ambos.
–– Esta noche debería durar todo un año, esto no debe acabarse.

Esa noche el señor Dampul se curó definitivamente de la taquicardia, al siguiente día tuve mi práctica de gimnasia y obtuve la máxima puntuación. Estaba más ágil que nunca, las amigas me felicitaron con abrazos muy cerrados y los amigos también. Aparte de que papi me dio algo de dinero en efectivo porque el profesor lo llamó para decirle que me anotó en la competencia intercolegial. Pero sigo siendo tan jodedora que le dije que en la competencia nadie debe tocarme una teta, ni siquiera el profesor. Papi lo que me dijo fue la competencia es para fomentar el deporte no para que salga embarazada. Una echadera de vaina y la vez una advertencia, bueno todo salió como tenía que salir, y ahora es el señor Dampul quien dice mi nombre cuando se siente con ganas, y todavía no me ha roto el himen.

Debería casarme con el señor Dampul, y pueda que lo haga. Ya desde un tiempo bastante largo hemos tenido momentos excepcionales.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Librería online y red social de lectores

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed