UNA ASISTENTE CERCANA

Por
Enviado el , clasificado en Fanfiction
213 visitas

Marcar como relato favorito
Estaba en la sala consultando mi cuenta en la laptop mientras Kiano, un carajito como de unos 19 años me frotaba con la yema de su índice izquierdo la parte de la braga que cae sobre mi pepita. El güevo lo tenía parado, tanto que pensé que se le rompería el pantalón y ese güevo quedaría al aire, cosa que no sucedió. Un rato después me sentía acalorada por lo que él me ayudó a quitarme el blazer y el sujetador. La lengua brotó fuera de su boca pero no me lamió las tetas aun cuando yo le dije que si le daba un poco de hambre podía succionar. Con voz un tanto insegura y temblorosa murmuró, "si llego a succionar ese jarro de pepita me pude dar un vahído y de una vez se me salga la leche". No puede aguantar la risa. Separé un poco más los muslos y le dije que a mi pepita no tiene que tenerle miedo, y que si le llega a dar un vahído por succionarme la pepita o cogerme, después se sentiría mejor. La vaina es que para el momento en que su dedo me frotó rápido y fuerte cada labio de la cuca yo no sentía nada. Ese carajito me había anestesiado la pepita con el dedo. Pensé para que si con el dedo me había anestesiado entonces si me cogía con su güevo podría pasar algo más interesante. Terminé de revisar las cuentas, cerré y apagué la laptop, y me dirigí a la refrigeradora para tomarme una ración de agua en un vaso. No sé qué fue lo que pasó pero cuando me tomé lo que había en el vaso me dió por frotarle el güevo a Kiamo. Le pregunté si podía sacarle el güevo del pantalón y me dijo ya un poco más calmado y con coraje, "no te hagas la pendeja que yo sé que lo que quieres es verme con un vahído por cogerte". El carajito ya ha estado varias veces con las putas, pero mi coño es algo tan diferente para él, cada vez que está conmigo y me toca la pepita algo le da, un vahído, un cansancio que lo pone a respirar hondo, a veces da brincos en la cama, alguna vaina pasa que no pasa con ninguna otra pepita, ni con la de su esposa que es una caraja bien buena, una modelo mundial. Bueno, él fue claro, así que le bajé la cremallera y puse la punta de mi lengua en ese glande tan lindo, él me puso la mano derecha sobre la cabeza. Se lo chupé poco a poco mientras él sonreía pero yo quería que pasara algo de lo que siempre pasa. Le dije ya con cierta arrechera, "di algo gran carajo". El contestó, "Lo que pasa, Nyep, es que cuando te toqué la pepita se te anestesió también la lengua, ahora tengo de chuparte el coño y las tetas para que se pase la anestesia". En el tiempo que llevaba conociendo a Kiano esa todavía no me la sabía. Si para que la jodedera se pusiera buena tenía que chuparme pues entonces que me chupara. Al mismo tiempo que me chupaba también me metía un dedo por el culo tan fuerte que hasta me hizo llorar de dolor. Eso significaba que ya se me había pasado, ahora quería ver cuando pasara lo que siempre había pasado, es decir que reaccionara como a mí me gusta. Ahí en medio de tanta vaina tanto por parte de él como por parte mía, y cuando me estaba succionando la pepita para entrar en un letargo por medio de mi "jarro de pepita" como dice él para decir que la tengo grande, se apareció su pajúa esposa, Dotib, para decirle que lo necesitaba en casa. La vaina se puso todavía más delicada porque ni Kiano ni yo le contestamos, me estaba lamiendo la cuca a mí y cualquier otra cosa, por importante que pareciera tenía que esperar. La caraja se tuvo esperar a que Kiano y yo la pasáramos como la teníamos que pasar, como ella no decía ni hacía nada yo le quité la braga y le metí dedo por el coño para que reaccionara. Lo que hizo fue que cuando a Kiano le dio el letargo, se le acercó muy despacio. ?? Tienes una pepita bien bella Nyep, y cada vez que está contigo y le da el vahído, después conmigo se pone más complaciente. ?? Tu pepita también es muy linda Dotib, lo que pasa es que piensa que la mía le da eso, en realidad es una droga que me pongo. ?? Entonces déjame a mí también chuparte ese coño grande que tienes Nyep...sabes que tu pepita me gusta mucho... aaahhhjjj... aaassshhh, aaassshhh... qué lindo te sabe esa pepita nojoda... ?? La tuya también es fenómena, hojalá tuviera un güevo para cogerte Dotib...nunca he tocado ni mamado una pepita tan especial... ssshhhiii... tu pepita... aaaiiissshhh... aaahhhjjj... lléname toda con tu pepita... ?? Me siento muy feliz cuando la mejor amiga de mi marido me mete mano en el coño ?? Dame más duro Dotib, cómete mi pepita toda, lo mejor que me puede pasar es que tú me mames. Se despertó Kiano y nosotras dándonos mano y lengua, se visitió para ir a casa por lo que Dotib le dijo, pero entonces ella le dijo que se esperara un momentico más para salir juntos. El juego se puso todavía un poquito más emocionante porque cuando yo a él le tocaba el pipe, se le paraba, en cambio cuando ella se lo tocaba no pasaba nada. Ella me dice, "Kiano y yo tenemos que venir para acá más a menudo ya que tu mano es la que le para la verga y tu pepita es la que le da vahídos, en cambio cuando me coge a mí no pasa nada fuera de lo normal". Kiano le dijo, "eso no es cierto, sabes que tú eres muy buena y que contigo he pasado excelentes momentos". Ellos se fueron a su casa para atender sus asuntos. Algunos días después de eso Dotib me invitó a su casa porque había una reunión con amigos importantes y quería que yo estuviera ahí, así ellos podrían verme con Kiano. La vaina es que por razones de formalidad Kiano tenía que estar con su esposa, yo debía estar pendiente de que en algún receso ella lo dejara solo. Yo mandé a la mierda las formalidades porque la que me invitó fue para que yo estuviera con su marido, no para que lo viera con ella. En el momento menos esperado cuando ella estaba de brazo cruzado con el de él, yo me metí para sacarle la verga delante de todos y hacer mi parte, algo improvisado. Algunas me felicitaron por eso y por los brincos que hizo Kiano, además de que se sonrojó porque había unas amigas que por primera vez veían su pipe. Por supuesto yo también me sonrojé porque algunos carajos que yo conocía también me veían la pepita por primera vez.

¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed