Después del concierto (2/2)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
5639 visitas

Marcar como relato favorito

En un tiempo me fui al baño y regresé al sitio con todos, alcance a escuchar que sus amigos y primos de Abraham estaban hablando de mí, o al menos eso pensé y supuse, alcance a escuchar que uno le dijo "Ya cógetela, se ve que quiere verga" mientras otro asentía y le decía "sí wey, ya chíngatela". 

Eso no me hizo sentir nada bien, entre mi pensé "¿Que estas, haciendo, te estás viendo muy fácil? “. Decidí no dejar que llegara eso a más, sobre todo por él que dirían. Estaba decidida a regresarme sola en cuanta acabará el evento. 

Entonces llegamos a ese otro escenario y Abraham me coloco delante de él, ya era bastante noche y no se veía mucho, entonces me empezó a tomar de la cintura, a pegarme su cuerpo y me decía cosas al oído sobre el cuello, me dijo que le encantaba, él ya estaba super borracho, pero algo me gustaba, nos volvimos a besar pero esta vez sentí que él quería algo más, me deje llevar y pasó una mano en mi cintura y la otra en mis pechos, inmediatamente reaccione cuando note la mirada de Cha, muriéndose por dentro, era muy incómodo aquella situación, entonces le pedí que me acompañará por agua, fue detrás mío tomando mi mano, llegamos a un árbol detrás de los baños y nos empezamos a fajar y dar arrumacos.

Estando ahí me comenzaba a meter la mano entre mi playera y subió mi pierna a su cintura, entonces justo cuando pegue mis caderas a él, sentí su erección, cuando la sentí me cargo con ambas manos contra el árbol y en ese momento reaccione, baje mi pierna y como si fuera sincronizado, acabó la última banda del festival, después de ese faje me sentía rara, sabía que si me dejaba llevar me vería una chica fácil pero también quería estar con él, me sentía fatal. 

Cuando volteamos hacía el lugar donde habíamos dejado a nuestros amigos y sus primos sentí que no dejaban de mirarme, y más Cha, no se explicarlo, era una situación rara, incomoda. Es decir, mi ex que en su momento quise y mi ligue de esa noche. Decidí dejar lo de Abraham hasta ahí, regresar a mi casa después del evento, Cha y otro amigo se habían ofrecido a acompañarme y acepte, mientras íbamos hacia los autobuses Abraham me alcanzó para despedirnos, pero me dijo que si quería ir a casa de uno de sus primos a no más de 20 minutos del lugar, no sabía cómo decir que no, él insistió con el pretexto de seguir la fiesta, aunque yo sabía que él quería terminar lo que empezamos en el evento, yo sabía lo mismo pero repito, no quería verme tan fácil así que le dije que sí, pero que iba con mis amigos hablando de Cha y el otro chico, él aceptó. Fui a decirles a Cha y a mi otro amigo, no querían sobre todo Cha por lo que había visto, supongo imaginaba que pasaría lo mismo, al final aceptó Cha más siento que fue para no dejarme sola con Abraham, y él convenció al otro. 

Durante el camino Abraham a diferencia de él evento fue con sus primos y amigos y yo me fui con Cha platicando, lo sentía enojado y frustrado, me dijo que me había comprado una playera de mi banda favorita, y un peluche que había guardado desde hace mucho, aunque incomoda acepte y lo guarde en mi mochila, llegamos al destino, era una casa un poco grande, suficiente para seguir la fiesta, en la sala y unos 3 cuartos al fondo de la misma sala, en hilera, sólo era planta baja, trascurrido la fiesta y Abraham y yo intercambiábamos miradas, de vez en cuando no mis veían, mis dábamos un beso. 

 


Ya casi a las 3 de la mañana comenzó a darme sueño, le pregunté a Abraham si había un cuarto donde pudiera dormir, y me dijo que si, me lo enseño y regreso a la fiesta, alcance a escuchar que su primo le dijo, ya vas, chíngatela, eso realmente me seguía incomodando. Después de unos 10 minutos escuché que entró y me dijo si estaba bien, vi que no cerró la puerta, solo la dejo entre abierta así que no me preocupe, le dije que no podía dormir por la música, me dijo que se iba a quedar ahí a arroparme, y que era mejor que siguiera, la música alta, lo cual no entendí, entonces me tomo de la cabeza y me beso, yo accedí y correspondía, nos empezamos a fajar otra vez, pero en esta ocasión presentí que si llegaríamos a más, estábamos sentados en la cama, el cuarto tenía una luz muy tenue de una lámpara y sólo escuchaba la música de la sala y las risas de los demás, solo me preocupaba que mi amigo y Cha, estuvieran afuera. 

Comenzó a meterme la mano en mi playera hasta llegar a mi pecho y masajearlo, y con su otra mano subió mi perna a su muslo, yo seguía tocando su pecho y dejándome llevar, de pronto con mi pantorrilla sentí su erección, estaba muy parado, yo me preguntaba si era lo correcto, pues él estaba super ebrio, pero me deje llevar, entonces me tomo de la cintura y me hizo hacia atrás recostándome sobre las almohadas, estaba en una posición cómoda, mi torso un poco levantado, y él entre mis piernas, me desabrocho mi pantalón y casi inmediato me lo quito, estaba sólo en mis calzones que son tipo cachetero, blancos, entonces se acostó sobre mí y nos estábamos comiendo a besos, de pronto note que poco a poco se estaba bajando el cierre, y se había sacado su miembro, estaba tratando de hacer mi calzón a un lado pero le tomé la mano para evitarlo, me dijo al, oído que termináramos, pero le dije entre gemidos que iba a pasar con Ivy, la chica que yo también conocía y que era su novia con la que  recién se había enojado, me dijo, ella no está y seguía tratando de quitarme el calzón, fue tan hábil que subió rápido su otra mano y me pellizco mi pezón y mientras yo subía ambas manos con la otra él hizo la entrada de mi calzón a un lado y cólico su pene en mí, empezó a penetrarme, yo lo sentía en cámara lenta, y mientras lo hacía pensé en todo, en Ivy, que pensaría de mi sí se enterara que lo estaba haciendo con él, en sus primos que iban a pensar que era una facilona, en Cha que estaba ahí fuera mientras yo cogía. Cuando entró por completo ya no pensé en nada de eso, saqué un suspiro y comencé a gemir. Estuvimos cogiendo, Abraham estuvo con el mete y saca por unos 3 minutos mientras yo disfrutaba plenamente de él, de la situación, mientras yo gemía, tomaba mis piernas y las masajeaba, me subió un poco mi playera y comenzó a besar y a chupar mis pechos, yo me arquee cuando hizo eso, mientras me chupaba, él tomó mis piernas y pegó mi muslos hacia sus piernas, cuando hizo sentí que llegaba al cielo, sentí que la tenía muy grande y me la había metido a fondo, entonces empezó a darme lento pero muy, muy duro, se escuchaba como si aplaudiéramos en cámara lenta, yo coloque mis pies encima de sus pantorrilla para tener un apoyo y sentirme más cómoda, no podía creer que lo tuviera en mí, que estuviera entre mis piernas, aún no sabía cómo reaccionaría Ivy, al final, solo habían discutido, no sabía si aún andaban o era una separación definitiva, de pronto sentí que quería gritar, y la música estaba recién terminando una canción, pensé que nos escucharían, dejé escapar un gemido, corto pero fuerte, pero supongo lo escucharon, así que me beso de lengua, para que no se oyera más, ahí en su boca deje escapar más gemidos y gritos ahogados. De pronto alguien abrió la puerta y prendió la luz casi a la par, yo me espante y dejé de moverme pero Abraham siguió empujando y le dijo a su primo que se fuera, mientras su primo salía solo emparejó la puerta y dijo a los demás, "Ya se la está cogiendo". No me importó, seguimos lo nuestro, Abraham tomó mis piernas y las subió hasta sus axilas, eso me hizo sentir en el cielo, empezó a darme más duro y rápido, no dejaba de repetir "Que rico, que rico, estas riquísima", eso me excitó aún más y entonces lo tome con ambas manos y rodee su cuello, mi boca estaba justo al lado de su oído, cambió la velocidad de los embistes que me hacía a un poquito más lentos, pero super duros y hasta adentro, sentí que algo me atravesaba, en esa posición empecé a gemir tan rico, de pronto Cha abrió la puerta, vio todo, Abraham pese a eso, seguía con el mete y saca, yo voltee hacia la puerta mientras gemía y Cha solo grito "Ay wey, Ivonne", nos miramos a los ojos, mientras decía eso con una cara de sufrimiento/placer grite muy agudo "Abraham, ahhh", mientras Cha se iba. 

Seguimos cogiendo un buen rato, Abraham me volteo y me tomó por el cabello mientras me empezaba a dar por detrás, se sentía riquísimo, masajes a mis pechos, me estaba haciendo todo lo que él quería, me metió los dedos y yo sentí que empezaba a venirme, justo cuando le dije que siguiera, el me volvió a voltear y yo subí mis piernas a su espalda y lo aprisione con ellas el seguía embistiéndome mientras nos veíamos, le dije que estaba sintiendo un orgasmo y él quería salir de mí, me dijo que se iba a venir, en ese momento no me importó, aunque no estuviéramos usando condón, no sé en qué pensaba, solo sé que sentía riquísimo, entonces sentí como si estuviera orinando dentro de mí, supe que se estaba viniendo, estaba eyaculando dentro de mí, mientras se venía nos mirábamos a los ojos, pensé nuevamente en todos, en Ivy su novia o ex, no sé qué era, en Cha que estaba fuera, en sus primos y amigos. 

Al siguiente día desperté muy temprano, tenía que regresar a mi casa, casi todos estaban dormidos salvo dos amigos de Abraham, me quedé escuchando un poco, y entre ellos uno dijo "Si se la andaba cogiendo, a esa vieja le dieron hasta para llevar". Sentí pena así que me fui de la casa. Estuve escribiéndole a Abraham toda esa semana sin respuesta, supe que para él había sido aventura de una noche, sin embargo, me compré una pastilla del día siguiente. Fue una noche fantástica sin duda.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed