Descripción de un ascensor

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
186 visitas

Marcar como relato favorito

Entra un residente en el edificio. En seguida se da cuenta de la tapa azul de un bolígrafo en el piso. También el envoltorio de un chicle Trident. Y en la esquina izquierda, mirando hacia la puerta del ascensor, una pequeña bolsita enrollada. Qué sucia es la gente a veces, que no saben convivir sin que salga su lado cochino a las calles. Le parece al residente que se deberían aplicar medidas disciplinarias para matar a esos infames ensuciadores. Se debería construir una máquina especial para azotarlos. Quizás un oso violador de personas debería encargarse de esta tarea.

 

De resto no ha reparado más allá, quizás para no llevarse una sorpresa. Pero le parece que hay una luz dañada. La luz como símbolo de la claridad y la pureza de razón. La razón acaso puede ser pura? Siempre hay razones oscuras que obedecen más a las pasiones carnales y de otra índole que a la razón por la razón misma. La razón también es una pasión. Y acaso por eso los libertinos ensuciadores deberían ser castigados de forma más dura. Darles por comida arena y por bebida veneno en pequeñas dosis. Acaso convenga ponerles un pequeño bozal para que no hablen.

 

Admira un tanto a los religiosos que tiene en frente por proceder con una frecuencia acorde a recoger los mangos que se caen de su gigantesco árbol en época mangina. Pero eso no evita que en el fondo tenga uno que otro pensamiento anticlerigal. Es posible que en algún momento le haya parecido que hacían fiestas ruidosas por la gracia del señor. Y como tampoco le gustan mucho las fiestas que digamos abriga estos sentimientos. Aparte de sentirse incómodo con invitaciones de gente que lo único que quiere es tomar y afirmar masculinidades asquerosas y reprochables. El trata más bien de buscar esas amistades que son más tranquilas y que comparten historias de sus vidas, que tratan de mejorarse, en la medida de lo posible. Y más allá de las burlas de socialización y otras cosas, le parece que el trasfondo es compartir un rato. Pero son pocos los que son dignos de alcanzar tal estatus amistoso.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed