SENSIBILIDAD

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
3862 visitas

Marcar como relato favorito

Siento como el calor de tu cuerpo traspasa la ropa al abrazar mi cuerpo frio, tus manos en mi espalda me estremecen, y hacen que lentamente mi cara apoyada en tu pecho se incline buscando tus labios, mis pies comienzan a elevarse para alcanzarte, te inclinas y siento como mis labios fríos se van haciendo cálidos en un beso apasionado, frenético, lleno de lujuria y deseo, mis brazos bordean tu cuello, mientras mis manos acarician tu cabello, rodeas mi cintura con uno de tus brazos, esos que me hacen sentir pequeña cuando me toman, tu otro abrazo sube por mi espalda, hasta que tu mano fría recorre mi cuello hasta llegar a mi barbilla, entre tus enormes dedos tomas mi pequeño mentón, y lo afirmas con una fuerza y delicadeza que me encanta, solo para hacerme sentir como tu lengua me recorre cálidamente, puedo sentir como nuestros corazones se aceleran, y nuestros cuerpos se estremecen cada vez más…

Sentados viendo como en la pantalla se reproduce una película, mi cabeza en tu pecho siente como late tu corazón, mi mano acaricia tu muslo, tu mano está apoyada sobre mi cintura, el ambiente se siente cálido ante el poder de la estufa, mi mano comienza a jugar sobre tu pantalón, moviéndose lentamente de arriba abajo circularmente, dando suaves apretones, para sentir como te comienza a gustar, mis labios van en busca de los tuyos, para fundirse en uno solo, nuestras lenguas juegan suavemente, y mi mano desabrocha tu cinturón, comienzo a recorrer con besos tu cuello sintiendo como te estremeces, sigo liberando tu botón, mientras te vuelvo a besar, tu cierre ya no me estorba, y lo puedo sentir palpitante con mis manos por sobre tu ropa interior, suavemente lo tomo y lo acaricio, sé que te gusta que juegue así a provocarte, lo dejo, y mis manos se dirigen a tu cintura, tomo tu ropa y comienzo a subirla hacia tu cabeza hasta sacarla completamente, me siento sobre tus piernas, y mis labios recorren tu pecho junto con mis manos que bajan por tus costillas sintiendo tus temblores, hago presión sobre ti con mi cuerpo, puedo sentirlo firme y deseoso bajo tu ropa, solo me muevo lento para sentirlo y tentarte aún más, tus manos me recorren hasta dejarme sin abrigo, están frías sobre mis pechos y eso me estremece, comienzas a bajar con tus uñas en mi espalda, eso hace que sientas como me cargo más en tus piernas, nos movemos, y te dejo completamente desnudo ante mí, mis manos ya cálidas toman tus nalgas, cuando mi lengua comienza en tu punta a jugar, sientes la cálides de mi boca y te estremeces, esta grande y firme ante mis labios que lo humedecen aún más, llegando al final de la línea ya no queda nada más fuera de mí, paso mi lengua siento como ya no puedes estar de pie, te suelto y te dejo caer en el sillón, me inclino ante ti mostrándote mis labios abiertos, tu mano cubre mi cabeza y la toma, tu otra mano lo sostiene firme, y comienzas a cubrirlo con mi boca, te dejo marcar el ritmo me gusta que sientas como que tienes el control, saco tus manos y comienzo yo, mi lengua lo recorre como si fuera un helado, dejándolo húmedo a su paso, sé que ya no puedes con la tentación porque me levantas, y me dejas totalmente desnuda ante ti, comienzas a recorrer mi cuerpo con tus labios, el ambiente cada vez se siente más caluroso, me tiras sobre el sillón y abres mis muslos salvajemente, tu mano toma mi cuello y suavemente lo aprieta, sabes que eso me excita mucho más, tus labios se sientes cálidos y tu lengua traviesa entre mis piernas, siento suavemente tu dedo en mi interior mientras sigues recorriéndome con tu boca, tu otra manos baja suavemente a mis pechos, sientes como mi cuerpo se estremece ante ti, y eso te hace estar más firme ante mí, me levanto y te pido que te sientes, me subo sobre ti comienzo a frotarme, sientes mi humedad y yo tu dureza, veo en tu rostro que quieres más, y me levanto, mi mano baja a tus piernas, y lo toma esta tan duro, comienza a moverlo suavemente en mí, tentándote a entrar, veo tus ojos suplicar que comience, y lo dejo entrar lentamente hasta no quedar nada fuera, palpitante dentro de mí se siente más grueso, comienzo suave y despacio apretando fuertemente, nuestros cuerpos desnudos se estremecen al contacto, mi humedad te va recorriendo despacio, completamente dentro comienza a salir y suavemente a entrar, poco a poco el desenfreno comienza a ganar terreno entre nosotros, sentir tus gemidos me excita, tu firmeza y rudeza van acelerando, me sostienes fuertemente aunque de una forma extrañamente delicada de mis caderas, y me volteas al sillón, mis labios se muerden mientras te observo acercarte a mí, tus manos sostienen mis piernas, y siento como nos hacemos uno, me gusta sentirte dentro de mí, tu ritmo comienza a ser cada vez más frenético en respuesta a mis gemidos, paras sorpresivamente y me volteas, llevas mis manos hacia mi espalda y las sostienes firmemente para que no las saque, tu otra mano toma mi cabello y lo jalas, dando una embestida, sale un fuerte gemido de mis labios, al sentirte entrar así, mi cuerpo estremeciéndose a cada embestida pide más, cada vez en más y más rápido, siento como está cada vez más grande dentro de mí, siento como te aprieto y suelto con cada embestida salvaje, comienza mi cuerpo a temblar cada vez más, siento como la temperatura de mi cuerpo sube, siento como ya no podemos aguantar, siento como cálidamente mi interior va recorriéndote hasta comenzar a salir, cuando siento que me comienzas a llenar de ti, sigues moviéndote cada vez más despacio pero sin perder el ritmo, nuestros corazones y respiración agitadas llenan el espacio entre nosotros, sin salir te recuestas unos momentos en mi espalda húmeda, siento como lentamente se va desvaneciendo dentro de mi…

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Librería online y red social de lectores

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed