Una noche inesperada (1/2)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
4763 visitas

Marcar como relato favorito

Hola a todos, vengo a contarles como una reunión con dos amigos, termino en una noche de sexo.

Mi nombre es Jhon, tengo 41 años y mi esposa se llama Lila, tiene 31 años. Ella es una mujer muy hermosa, de 1.56 de estatura, un cuerpo delgado tetas y cola pequeña y una vagina muy apretada a pesar de que ya tenemos dos niños, llevamos 8 años juntos.

En semana santa un amigo mío me llamó y me dijo que él y Juan estaría por la ciudad de Cali y que les gustaría pasar a saludar, claro que sí le respondí y me dijo que estarían el miércoles.

Ya ese día llegaron temprano a mi casa nos pusimos a conversar  y a tomarnos unas cervezas entre los tres a recordar viejos tiempos, ya en la tarde hicimos un asado y le pedí a mi esposa que llevara los niños donde mamá ya que no me gusta tomar delante de ellos, ella se arregló muy sexy como sabe que me encanta verla, se puso un vestido blanco, corto y descontado y con una transparencia en la cual se le notaba mucho sus sexys brasilera de encaje blanco, así me encanta que se vista, fue y dejó los nenes y volvió como a las 6 de la tarde, ya nosotros tres estábamos bien prendidos, habíamos recordado viejos tiempos y como no es raro entre trago recordamos aquellas mujeres con las que hicimos locuras, y hablando de ese tema Juan me dijo: pero tu esposa no se queda atrás, está muy hermosa y super sexy con ese vestido, me pregunto que si no me molestaba que se vistiera tan sugestivamente y yo le dije que no que me encantaba verla así vestida y que me sentía muy bien de ver que la admiraran y hasta que la desearan, los dos se miraron y Cris me dijo: pues a tu mujer la tendrá que desear muchos porque está muy rica y nos reímos.

Ya siendo las 9 de la noche invite a mi esposa a que se sentará con nosotros a compartir ya que se había desocupado de sus propias cosas y seguimos tomando ya con ron de por medio, yo podía notar como Juan y Cris admiraban a mu esposa y estaban muy pendientes a cualquier movimiento que ella hacía ya que se le podía ver la tanga o las nalgas y comencé a notar como se les hizo un bulto en sus pantalones, se notable estaban efectos, en un momento le dije a mi esposa que nos trajera hielo y ella se levantó ya un poco mareada y se fue a la cocina a traerlo.

Yo aproveche el momento y les dije a mis amigos, veo que los tiene bien arrecho no maricas y me reí jajaja ellos apenados pero con los tragos en la cabeza me respondieron, es que esta muy buena tu esposa, y con ese vestido dan ganas es de quitárselo, me miraron y nos reímos y entre esas risas les dije, les gustaría quitárselo?, y quedo todo en silencio, entonces Cris dijo: no Jhon estamos es molestando, no te lo tomes a mal y yo les dije yo no estoy molestando lo digo en serio y los dos se volvieron a mirar y Juan dijo: en verdad lo que nos decís, que si maricas, uff flaco eso sería lindo dijo cris, en eso volvió mi esposa y se le notaba que está ya muy mareada, se sentó y se le veía su sexy brasilera y sus nalgas, reino un poco de silencio momentáneo pero yo inmediatamente le dije a Lila, si sabes que estos dos dicen que estas muy buena amor ella me miró y Cris y Juan se pusieron colorados de la pena y dijeron pero con mucho respeto Lila y yo me reí jaja ella dijo pues gracias lo tomo como un cumplido, entonces yo me pare y la pare y le dije: a ver date una vuelta, así, bien suave para que te vean bien. Ella apenada me dijo ay no que pena y se quiso sentar pero yo le insistí y los muchachos le comenzaron a decir vuelta, vuelta, vuelta, y dijo pues ya que lo piden y dio la vuelta tan rápido que el vestido se levantó dejando ver todo ella intento bajarla muy rápido pero se vio mucho y Juan dijo uy que rico todo eso ella se sonrojo y se sentó yo le dije no te apenes amor que Juan te está diciendo la verdad, ella se rio y dijo hay no ustedes si no que vergüenza y nos reímos los cuatro les confieso que yo hay ya también tenia la polla bien parada y muy caliente me senté le cogí la cara a mi esposa y la comencé a besar muy sexualmente ella me respondió igual, y comencé a sobar su cuerpo bajando mi mano hasta su cola y comencé a subirle muy despacio y discipulado el vestido ya lo llevaba por la mitad de sus nalcas cuando reacciono y me dijo no amor hay están tus amigos acá no que pena yo le dije tranquila que ellos están muy entretenidos deleitándose de ti y tu cuerpo Juan dijo por mi no se preocupen si quieren nos vamos pero Cris dijo te iras vos yo pienso dejar de ver esta diosa claro con su permiso y el de Jhon ella me miró y yo les dije tranquilos disfrútenla hoy porque no creo que lo vuelvan a hacer y nos reímos pero era una risa de nervios deseos, yo estaba que le metía la verga hay mismo a mi esposa y el deseo no me dejo pensar muy bien así que me pare y la pare y la comencé a besar y me le pegue tanto que sintió mi verga parada me miró y me dijo amor la tienes dura y le dije así nos tienes a los tres ella se sonrojó y yo la bese y comencé a sacarle su culo y a subirle el vestido, ella intervenía con sus manos y me decía no amor y yo le dije tranquila que acá no pasara nada que tu no quieras y me miró muy ardiente y me dijo es en serio lo que me dices y le dije tu relájate y déjate llevar y nos fundimos en un sensualidad beso y le levante hay todo el vestido dejando que Juan y Cris se deleitarán del culo de mi esposa yo se lo sobaba se lo abría y le metía mano por todo lado comencé a besarle el cuello y vi como Juan y Cris se sobaban sus vergas por encima del pantalón, entonces yo muy sutilmente con la cabeza les hice señas que se acercaran ellos muy suavemente se acercaron  y con mi mano cogí primero la de Juan y se la puse en el culo de mi esposa y luego la de Cris igual mi esposa estaba fundida en placer y lo constate cuando le metí mi mano a su vagina y estaba muy mojada con la otra mano me saque la verga y ellos al ver que yo saque la mía sacaron sus vergas mi verga larga de 23 centímetros la de Juan unos 18 más gruesa que la mía y la de Cris por ahí unos 21 muy parecida a la mía yo tome las dos manos de mi esposa y las lleve hacia las vergas de ellos dos ella como que despertó del momento y se asustó y yo le dije tranquila ya te dije que aquí no va a pasar nada que tu no quieras se le notaba el deseo en sus ojos y comenzó a masturbar esas dos vergas mientras los tres le metíamos mano a su cuerpo le quite el vestido y el bra dejando sus senos libres la volteé hacia el frente de ellos y ella vio sus vergas bien paradas y dijo que grande que están amor yo le dije susurrando al oído y metiéndole dos dedos en su vagina te gustaría que te las metan amor ella soltó un gélido divino dicen ju ju estaba todo listo para una noche de sexo de locos entonces ella soltó las vergas de ellos se voltio hacia mí y me dijo pero hay una condición, yo le dije cual es y me dijo yo escojo quien me come primero y lo que quiero que me haga sin que tu digas nada e igualmente quien es el segundo y quien de último estamos, le dije ok tu mandas ella se voltio miró las dos vergas y le echó mano a Cris y me dijo quieto que me lo meta primero Cris ya que es tu mejor amigo y quieto ver que me veas culeando con el acostó a Cris en el piso ella se quitó la tanga se puso para encima de él y fue bajando lentamente quedo como en cuclillas tomo la verga de Cris la puso en la entrada de su vagina y le dijo quiero que culpes bien duro y de un sentó se lo metió yodo de una

Mmmm que rico y me miró te gusta me pregunto mucho le dije y comenzó a cabalgar a Cris muy duro y rápido.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed