Heiser

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
1408 visitas

Marcar como relato favorito

Nos imagino saliendo del agua calientita, yendo a una casa de campaña para quitarnos los trajes húmedos, cerramos la casa y empezamos a desvestirnos, nos comienza a dar frío y nos besamos esos besos dulces, ricos, intensos, con esas mordiditas y succiones en los labios deliciosas esos besos que nos encienden y hacen que nuestro calor suba comenzamos a acariciarnos y nuestros cuerpos desnudos quedan juntitos que delicia sentir tu piel en la mía nos vamos acostando y quedas sobre mí, tu verga está tan dura y mi pucha tan húmeda, que se desliza rico dentro de mí, sientes la humedad de mi cuerpo, ese calor que cobija tu verga y sientes como empiezo a presionarla con los músculos de mi pucha sientes como tú verga es succionada desde dentro de mi como si la exprimiera y empieza a mojarse más y más tu verga, mientras mis dedos están en tu espalda y te presionan, antes de terminar haces que te bañé la verga con mis fluidos y te detienes y me pides que me ponga de lado, dónde tú controlas los movimientos y terminas tan delicioso que haces que vuelva a sentir un orgasmo que me hace mojarme de nuevo. Nos quedamos recostados y me abrazas tan rico que nos dormimos un rato, despertamos y queremos salir a la alberca, pero antes de salir nos besamos tan rico que se vuelve a endurecer tu verga, pero está vez me subo en ti te monto tan rico que me pides que me mueva más y más sostienes mis caderas y me mueves tan rico que comienzo a contraer wow no puedo más estoy gimiendo delicioso y subes tus manos a mis pezones los presionas y los jalas, estoy a punto de explotar y mis manos te aprietan tanto que sabes que te voy a bañar, y entonces terminas y cuando te siento que estás terminando mi cuerpo reacciona a tanta excitación que comienzo a apretar tu verga con mi pucha y te la saco toda mientras te estoy mojando, la más deliciosa combinación de fluidos, al terminar me dispongo a lamerte la verga el sabores de tu leche y mis fluidos es delicioso, con ese sabor en mi boca comienzo a besarte y es tan delicioso que nuestros cuerpos vibran, pero nos vestimos y nos vamos a comer para reponer la energía, terminamos de comer y nos vamos al agua calientita, estamos relajados y comienzo a masajearte la pierna y estás sintiendo delicioso y me corresponden con un masaje en los hombros y luego te lo hago a ti en la nuca, cuello, hombros y sintiendo tu piel tan cerca mi cuerpo se eriza y te deseo tanto que comienzo a morder suavemente tu cuello, el lóbulo de tu oreja, comienzas a excitarte, mi mano baja de tu cintura a tu verga, ya la tienes dura como me gusta te la agarro y me dices que salgamos, pero te volteas y nos besamos delicioso esos besos que te erizan la piel y ya quieres cogerme, mueves mi traje de baño e introduces tus dedos dentro de mí, mientras nos besamos, te estoy masturbando, ya estamos muy calientes y me pones delante de ti, verificas que no venga nadie, me empinas un poco, tu verga encuentra el camino y entra a mi pucha entra duro y quiero gemir fuerte pero tenis que ser discretos y rápidos te estás moviendo con tanta intensidad que quieres terminar y me pides ser tu quien lleve el ritmo, quiero gritar de lo rico pero solo me muerdo la mano, mientras terminamos delicioso, esa adrenalina de que nos puedan ver o escuchar hace que la calentura sea extrema y tenemos el más rico de los orgasmos... Eso pasa y aún nos falta toda la noche.... Que placer nos espera en ese fin de semana en el que solo eres mío y solo soy tuya dónde nuestros cuerpos se fundirán en el más rico de los placeres.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Librería online y red social de lectores

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed