Complices.Conociendo el mundo swinger, Luisa cuenta su experiencia 2ª parte

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
5828 visitas

Marcar como relato favorito

Me había olvidado de Carlos por tantas emociones inesperadas, tampoco me había acordado de Lola y Jose, ¿Qué harían ?, habían entrado con nosotros o no ?, Sé que nos seguían, pero al traspasar aquellas cortinas y entrar en total oscuridad solo pude centrarme en como Carlos me acariciaba y las manos que me asaltaron de forma tan inesperada.


Pero Carlos estaba allí, a mi espalda, su dura polla no se despegaba de mis nalgas, así que deseché el temor de estar  a mi suerte 
Me rodeó con sus brazos poniendo sus manos sobre mis tetas, me fue empujando para sacarme de aquella multitud de cuerpos deseosos y entre besos en mi cuello  y pellizcos en mis pezones me fue acercando al límite de la sala, creí que me iba a follar contra la pared, pensé inclinarme hacia adelante si hacía el intento, para facilitarle que me la metiera, cosa que yo deseaba con rabia, pero en la plena oscuridad note que no había pared, mis manos tocaron algo que en un principio no reconocía , palpando deduje que eran barrotes de un grueso  considerable y separados entre sí permitían pasar los brazos a los chicos que se encontraban al otro lado, esperando tocar y rozar los cuerpos de las parejas que se arrimaban. 
Un aluvión de manos me cogió por todas partes, Carlos me pegaba a las rejas empujándome con su cuerpo y muy suave cogía mis manos y me las llevaba a coger las pollas de los chicos que pugnaban por ser los elegidos.
¡ Mira este que gorda la tiene, que piel depilada y suave tiene! ¿Te gusta? ¿Quieres follártelo?

Yo apenas si articulaba palabra, con mi morbo desatado le respondí, ¡Si quiero follar !, ¡con ese tío, con esa polla tan grande! ¡Contigo o con los dos, quiero sentir dentro de mi una polla!
Ya había perdido todo el control, Carlos había sacado de mi la puta escondida que todas llevamos dentro, pero muy despacio y al oído me dijo, ¡Primero te voy a follar yo , luego ya veremos!.
Me cogió, levantó mi pierna derecha y apuntó su polla en mi coño deseoso,  pero la postura no era la más adecuada para follar a placer, por lo que  me sacó de allí y todo lo más rápido que pudimos  pasamos a la zona de los chicos, los dos decididos a disfrutar la perversa situación.
Entramos en una habitación con una cama,  a los lados unas paredes con agujeros por los que entraba un brazo.

Me tumbó sobre la cama y yo deseosa a rabiar, abrí mis piernas esperando el consuelo de su polla que me librara del suplicio de aquel ardor tan fuerte.
Se bajó a mi entrepierna y con su lengua masajeó mi clítoris en una comida deliciosa, su lengua hacia milagros en mi coño, mientras, varios brazos asomaron por los agujeros, cogían mis tetas dándome un masaje en los pezones que me llevaron al cielo. No pude aguantar más, me corrí con un orgasmo impresionante, intentaba cerrar las piernas por la fortísima sensación del placer que me daba la lengua de Carlos, se me secaba la boca y la garganta , mis fuertes gemidos atraían la atención de otros chicos, los agujeros de la pared se completaron de brazos acariciándome todo lo que Carlos les dejaba libre..
Me corrí varias veces en un mismo e interminable orgasmo.
Cuando Carlos retiró su boca, mis flujos emanaron de mi coño como un arroyo caudaloso. 

Carlos se incorporó con su polla totalmente dura y tiesa, se montó sobre mí y me la metió en un movimiento seco que me arrancó un grito de placer; me la metía entera y la sacaba totalmente para volver a clavármela  sin tregua , el roce de aquella nueva y dura polla en mi vagina me causaba placeres enormes, cuando salía al completo me generaba una sensación de más deseo, deseando que me la volviera a meter y me apretaba hasta sus huevos  para notarla dentro del todo, me bombeaba frenéticamente unas veces, otras muy despacio, como una melodía clásica que sus cadencias te relajan y te excitan y mi sexo tragaba aquella polla con fuertes placeres sin que el deseo menguara.
Así follamos mucho rato, para compensar su esfuerzo yo movía mis caderas de forma lateral y circular, Carlos semitumbado sobre mí emitía ronquidos de placer hasta que en un casi alarido se clavó con fuerza entre mis inglés y me dijo ¡ Por favor no te muevas ¡. ¡Me corro,, aggggg, me corro ! ¡Que bien follas puta! .
Sudorosos y casi desfallecidos pero ya relajados me dijo ¡Follas de muerte Luisa! y le respondí ¡ Y tu me has llevado al cielo !  .                        
         Después de un rato de descanso, varios chicos se asomaban con deseos de participar, Carlos les negó la entrada y me dijo muy despacito, ¡hoy vas a ser mia solamente , hoy vas a ser mi putita !. ¡Así va a ser! le respondí.

Le empujé para que se tumbara y cogiendo su pene semi fláccido empecé a mamárselo. Se movía con gusto, ¡Qué bien la chupas cachondona!, me decía. 

El miembro comenzó a responder a mis caricias y notaba como se endurecía en mi boca por momentos,  me coloque en pompa a petición suya y me la metió de nuevo, me folló otra vez, sin tanto deseo pero muy placentero, yo me corrí nuevamente y quedé plenamente relajada y satisfecha como hacía tiempo, porque una buena follada es un buen relajante y no hay placer corporal que lo iguale.
Nos duchamos y retornamos al salón donde dejamos la copa y el minivestido, al llegar allí José y Lola dialogaban animadamente.
¿Como habéis tardado tanto ?, nos preguntaron ¿Qué tal? .
¡ Bien , estuvimos viendo el cuarto oscuro y después dimos una vuelta por el Club viendo a las parejas jugar!
No se lo creyeron, pero bueno, así les respondí un poco cortada. 
 Ese día maté dos pájaros de un tiro, probé una polla distinta a la de diario y quedé muy satisfecha; sacamos provecho a la jornada. 
Esa fue nuestra primera experiencia en el mundo liberal, después hubo más, que, si por vuestros comentarios vemos que os han gustado, seguiremos contando.
Besos de Cómplices.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed