Historias del manicomio, dos.

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
129 visitas

Marcar como relato favorito

- Entonces nos vemos en otra vida.

No se me ocurrió otra cosa que minimizara mi decepción. A la salida del frenopático no tenía otra cosa que su recuerdo. Daba la impresión que uno salía a la vida real y la que permanecía en el virtual-manicomial era la doctora.

Luego supe que era también otra ex-loquita. Cuando me despidió en su despacho, junto al alta médica, me besó, pero esta vez en la mejilla. Con las manos en los bolsillos de la americana, que por todo abrigo tenía(hacía frío; estábamos entrando en el invierno), reparé en que había más amigos dentro que fuera. En realidad no tenía- salvo una hermana casada, con piso pequeño y lleno de críos- a nadie en el mundo exterior. Y ni siquiera podía contar con la loquera. Afortunadamente era un tipo de loco marginal, pero el país atravesaba una fuerte crisis económica. Ya me vi de lumpen pues mi marginalidad entre todo aquel caos tomaba tanto relieve como si fuera el más de atar que imaginarse pueda.

Me dirigí a una dirección que me había dado ella. Allí podía permanecer unos días. Contaba con encontrar, a falta de sus cálidos besos, algo de " laboro" que me calentara.

Había contado con ella. No sé por qué


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Librería online y red social de lectores

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed