Sueños de paz

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
194 visitas

Marcar como relato favorito

 Volvemos con la mejor imagen

de una vida amorosa

que nos transporta

donde las emociones son grandes.

 

Nos informamos

de bellezas que nos ubican

donde las pláticas son buenas.

 

Nos importamos

con sensaciones de regulaciones nobles.

 

Nos implicamos.

Embellecemos el destino

con un toque maestro

que nos conduce al lado más singular.

 

Nos replicamos

con entereza, con hermosura, en equilibrio.

Todo va saliendo como debe.

Nos importamos con reglas de oro

que nos emplazan con tallas de algodón.

 

Nos tomamos de la mano.

Miramos por doquier

con una fortuna tremenda.

Curioseamos.

 

Nos queremos.

Lo demostramos con intensidad.

Nos recordamos entre pasatiempos

de alegría, de consideración plena.

Hay premio.

 

Nos enganchamos a la vida

que nos convierte en eternos.

No negociamos: 

sencillamente caminamos

en pos del presente y para ayudar al mañana.

 

Nos albergamos con ímpetu.

Nos deleitamos.

Todo va genial.

 

La justicia se empareja con la felicidad,

de modo que una hila con la otra,

con su correspondiente vuelta.

 

No olvidemos mantener los sueños

con los oportunos criterios.

 

La paz es el resultado.

No hay nada que supere ese estado.

Somos una entrañable estampa,

dichosos.

 

Juan Tomás Frutos.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed