Noche me escapé con mi hermanita al baile (2/2)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
7752 visitas

Marcar como relato favorito

Así pasamos unos 7 minutos, luego Moisés dijo – te hace frio de espalda, me pregunta y yo le dije que sí, entonces él se echó boca arriba y me subió de espalda encima de su pecho, o sea se puso de colchón, y dijo – ahora si estas con colchón, yo quedé echada encima de él, y Mario por esta vez metió su cabeza entre mis cortas faldas y lo hizo a un lado mi calzón y empezó a chumar como loco mi vagina, eso era rico, creo que me retorcía de placer, mientras Moisés levantaba cada vez más mi falda de parte de abajo hasta quedar su grueso pene en la puesta de mi ano, lo sentía como apuntaba, y Mario le ayudo con poner un poco de saliva a mi ano, para que penetrara su pene gordo el Moisés, y así lo hizo, primero lo metió la cabeza, y sentí un dolor inmenso porque nunca había hecho por ahí y ya no me dejaba moverme ese dolor, mientras Mario seguía chupando mi vagina, yo ya muy excitada, quería todo dentro de mi ese pene grueso, yo misma tome la iniciativa de empujar hacia atrás y entro en un golpe todo el pene de Moisés a mi ano, y casi grite fuerte, un momento se quedó ahí sin moverse el Moisés, y luego poco a poco empezó a moverse Moisés, hasta dilatarme bien, mientras Mario se baja su pantalón para penetrarme ya por mi vagina, y lo hizo, recordé que tenía un pene grande pero delgado, entonces pensé que sería fácil, pero en el momento que empezó a introducirme, sentí que me estaba abriendo toda la vagina, empujo más y más, hasta penetrar todo por completo, y me quede un rato sin respiración y sin movernos, y empezó a moverse los dos, no podía creer, estaba siendo penetrada por dos vergas, dentro de mi tenía dos vergas moviendo se a todo como loco, y yo, ya sin fuerzas gozaba cada momento, no dure mucho y acabe con un grito pero los chicos no paraban de moverse.

Sabía que mi hermanita estaba en mi lado acostada, y Rubén protegiendo del frio, lo tenía en cucharita. Pero me equivoque,  en ese momento escuché que mi hermanita empezó a quejarse, -- ¡Rosa me duele me duelo!—yo de inmediato con mi mano izquierdo trate de explorar que es lo que estaba pasando, metiendo mi mano por debajo de falda de mi hermanita, en eso descubrí que el pantalón de lana de mi hermanita estaba rota y este no tenía calzón, y el maldito Rubén lo tenía bien levantada sus piernas de mi hermanita Noemi, con su mano izquierda, y ya lo tenía penetrada la mitad de su verga en su vagina pequeña, sentí que la vagina estaba tensa, cubriendo ese pequeño orificio el gran verga de Rubén, me recordé del dolor que sentí cuando ice por primera vez con Juan, --- y con instinto de hermana, de defender y separar y que sacara ese verga el Rubén o lo lastimaría, y apenas tuve fuerzas para pellizcar los testículos de Rubén, apreté con todo mis fuerzas y el Rubén grito -- ¡auuu!, y este por dolor, en vez de sacar la verga, peor lo apretó hacia mí, porque estaba penetrando de cucharita y por esta vez lo penetro toda la verga a la vagina de mi hermanita Noemi y ella grito fuerte --- ¡Auuu Rosaaaa ayudameeee!, yo explore de nuevo y estaba adentro toda la verga, y bien pegado los testículos ya no puede hacer más y solo le grite --- ¡Rubén despacio por favor!... mi hermanita estaba quejándose mucho, nos tomamos la mano con mi hermanita fuerte como forma de protegernos y así continuamos, Mario y Moisés no habían parado para nada, más aceleradamente estaba inflándome con todo como locos, y yo no podía nada más que disfrutar el gran placer que sentía en ese momento, me éxito más todavía cuando sentí que la pequeña vagina de mi hermanita Noemi estaba recibiendo una verga grande. Más que darme pena más me excitó… entonces nos movimos sin parar y cada vez más rápido, y me hicieron acabar una vez más, esas dos vergas en mi interior estaban perforándome a los grandes rasgos.

Mi hermanita poco a poco bajo su voz de quejo, y solo estaba votando un poco de gemidos y el Rubén se notaba que estaba chancándola duro porque los golpes se escuchaban fuerte.

Luego Mario se paró y me dijo que me volteara y saque el pene de Moisés de mi ano con dolor y me voltee, por esta vez me toco montar al Moisés, tenía una verga muy gruesa y duro, lo note en eso entonces, no dude en montarme sobre esa verga, me penetro con dificultad pero entro, era impresionante, me estaba abriendo más mi vagina, lo sentía ese enorme bulto en mi interior, estaba abriendo espacio, y al Mario le tocó penetrarme por mi ano, espere un rato y justo empezó a penetrarme poco a poco, lo sentí más en mi interior como exploraba más adentro de mi ano, lo tenía de nuevo los dos vergas en mi interior moviéndose a todo ritmo, era un placer incomparable, empezaron a inflarme como locos y yo disfrutando en el medio, busque la mano de mi hermanita, ahora estaba a mi derecha, y me di cuenta que ellos también habían cambiado de posición, ahora ya no estaban de cucharita, si no me tenía Rubén a mi hermanita patas al hombro, lo tenía casi plana a mi hermanita, me imagine en ese momento hasta donde habría penetrado ese verga a mi hermanita, solo nos tomamos de la mano con mi hermanita como señal de protegernos, Después de más o menos 10 a 15 minutos de arduo trabajo, primero termino Moisés en mi vagina, sentí que votaba grandes cantidades de leche, caliente, era como llegar al cielo para mí, luego de poco rato, Mario empezó a acelerar y también acabo adentro votando gran cantidad de leche y gimiendo a voces, mi hermanita y yo no nos soltábamos de la mano, nos apretamos tan fuerte en ese momento y creo acabamos ambas juntas, el Rubén acabo adentro de mi hermanita, se notaba su gemido de Rubén, tenía voz algo agudo.. eso me éxito más todavía, mi hermanita no me soltó para nada de mi mano… y así terminamos sin fuerzas, Moisés abajo, Mario encima mío y yo en el medio montado en Moisés, penetrado por dos vergas… y mi hermanita en mi lado, no podía creer que a esa edad se le podía penetrar…

Estábamos muertos de sueño sin fuerzas, y nos dormimos así como estamos creo más o menos 20 minutos, luego de despertarme les ice despertar a los chicos, y ya casi estaba aclareciendo la madrugada, todavía sus penes permanecían adentro mío, saco primero Mario, luego saque de mi vagina el pene de Moisés, estaba destrozada, ano bien abierta y dolorida, mi vagina roja, y se pararon y se vistieron para terminar el viaje, y Rubén todavía lo tenía en cucharita a mi hermanita Noemi, parecía que todavía se movía, y lo destape la manta, este zamarro estaba terminando una vez más dentro de mi hermanita, introduje mi mano de bajo de la falda de mi hermanita y todavía penetraba la vagina de mi hermanita su gruesa verga de Rubén, la vagina de mi hermanita tenía algo de sangre, toda la verga estaba adentro, yo lo saque con mis manos era duro y largo, apenas saque justo en ese momento estaba eyaculando, tan fuerte era el estallido de su eyaculación hasta mi cara salto su leche lo apreté hacia abajo y lo termino ahí… la vagina de mi hermanita estaba roja y dañada, y con hilos de sangre, más tarde me contó mi hermanita que Rubén no había dormido nada que mientras nosotros dormíamos ellos continuaban hasta tres veces y que todo había acabado Rubén adentro de mi hermanita, yo me asuste que tal vez se embarace.

Le dije que se levantara a mi hermanita… y no pudo, pero de poco rato logro levantarse mi hermanita Noemi, y Rubén se ponía el dormido verga afuera, le di una patada y se levantó… luego nos alistamos todos y caminamos, nos cargaron los chicos hasta cierto punto, y nos despedimos con un beso todos, y les dije que nunca debe llegar a saber el Juan. Y quedamos en eso, luego al llegar a casa nos pusimos a arrear ovejas y mis abuelos ya estaban cocinando, me pregunto dónde hemos ido y les dije que salimos temprano a correr, y luego después de desayuno nos fuimos a pastear ovejas las dos, lo primero fue bañarnos en el riachuelo y dormimos un poco… así fue mi historia. Luego les contare otras historias que a partir de eso tenemos con mi hermanita muchas aventuras con esos chicos. Espero que les haya gustado.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed