El sicópata de los peluches parte 10

Por
Enviado el , clasificado en Intriga / suspense
104 visitas

Marcar como relato favorito

Santiago, domingo 9 de diciembre del 2012

Beatriz Lambert fue Dada de alta el viernes 7, por orden médica debía hacer reposo, cosa que no hizo, en su casa ubicada en la reina, tenía una amena charla con Carla Moretti, después del almuerzo, Beatriz le sirve una taza de café a su invitada.
  - se preguntará señorita Moretti, que hacía yo en la iglesia ese día-
Carla queda mirando a su anfitriona, obviamente quedó sorprendida, así que tomando su libreta y el lápiz empezó a escribir.
  - aquel día me dirigía por Santa Isabel, hacia el oriente, al llegar a la iglesia y el taco de media mañana, me quedé detenida llegando a Arturo Prat, de repente sentí un golpe en el capó y frente mío había una mujer, vestida de negro y con una máscara de muñeca de loza, me miró y haciendo un gesto de quedarme callada, se fue por Arturo Prat-
  - o sea hay otra asesina! Pero no le dijo a la policía?-
  -cuando me interrogó la policía, el viernes en la noche, le dije lo mismo que estoy diciendole, pero parece que solo se quedaron con el cabeza de oso y creo que su función en la iglesia era de distraer a la policía, la verdadera asesina era la cara de muñeca-
Carla quedó impresionada
  - en el sitio del crimen, se encontró una conejita amarillo de peluche rota y descocida igual que en otras escenas de crímenes, peluches descocidos-
  -  en el hogar, teníamos peluches rotos y descocido, esto habla de un sicópata, muy extraño- pensaba Beatriz
  - pero ¿ Por qué el cara de oso de peluche me atacó si tenía que distraerme?
  - quizás viste algo, sacaste fotografías de una pista o tomaste algo que los comprometía- 
Carla quedó pensando, hasta que recordó las fotografías que el sacerdote quería quemar, revisando su bolso, saco las fotografías que aún estaban en su poder y no había analizado, pasándole las fotos a Beatriz le explicó
  - al bajar de la escena del crimen encontré a un cura que trató de quemar estás fotos- Beatriz analizó las fotos y tragando saliva dijo
  - estás fotos son del hogar de menores Magisterio de los angeles-
  - estás segura? Preguntó Carla
  - si porque la que están en esta fotografía soy yo y mi hermana gemela Mónica y el que está con nosotras es el coronel Santander del ejercito-
  - entonces?
  - entonces, encontraste al fotógrafo de las atrocidades del castillo-
  - el castillo? Preguntó Carla por segunda vez
  - en el costado norte del hogar de menores, había una construcción redonda con el techo en forma de cono, como un silo dónde se guarda el grano, le decíamos el castillo tenía tres pisos y en el segundo y tercer piso cada una de ella había cuatro dormitorios dónde se cometían los abusos -
Carla pegó su espalda al respaldo de la silla dominada por la impresión.
  - tu crees que los asesinos sean sobrevivientes de ese hogar de menores?
  - de los siete sobrevivientes del incendio yo fui la única mujer-
  - pero de dónde salió ella?
  - quizás no fuimos los únicos sobrevivientes- respondió Beatriz y acotando dijo
  - si quieres te doy los nombres de los que sobrevivieron conmigo- Carla empezó a escribir.

Pasado las horas Carla se prestaba para marcharse
 - de veras no quieres quedarte a tomar el té?
  - no gracias, debo arreglar el departamento, el martes llega mi novio de Boston y no he hecho ni siquiera una limpieza, desde que se fue- respondió Carla
  - espero que algún día me pueda acompañar a el hospital de Chaitén- a Carla le brillaban los ojos.
  - sería genial hacer un reportaje sobre el hospital-
  - bueno queda abierta la invitación-
En eso aparece Richard
  - pero que hace acá? Hoy es su día libre
  - disculpe señorita Lambert, pero pensé que me necesitaba-
  - oye, si no estoy postrada, ya vaya a casa su hija lo espera y mañana después que me deje en el aeropuerto, tómese el día libre-
Carla mira a Beatriz
  - pero el médico no dijo que tenía que estar en reposo absoluto?
  - lo dijo, pero, no escuché esa parte- las dos se rieron.
Tanto como Carla y Richard se marcharon.

Al día siguiente tanto Carla como Agustín, trabajaron medio día y en la tarde, se dedicaron de terminar de limpiar y ordenar el departamento de Carla y su pareja.
  - así que eres la nueva Amiguis de Beatriz Lambert?
  - no, nunca tanto, osea, lo pase bien ayer-
  - osea se acabaron las sospechas contra Beatriz Lambert? Preguntó Agustín
  - no,de hecho hablamos mucho sobre el hogar de menores Magisterio de los angeles, ah y me invitó a visitar el hospital de Chaitén-
  - y vas a ir? Preguntó Agustín
  - si, porque no?
  - no confío en esa mujer, dentro de esa calma y bondad siento una presencia maligna fuerte-
  - si hubiera querido matarme hubiera dejado que el cara de oso me matara ¿No?
Agustín se sentó en el comedor, pensando, Carla le muestra las fotografías.
  - mira estás fotos son las que recupere de la iglesia, se la mostré a Beatriz y me confirmó que eran de el hogar de menores Magisterio de los angeles, de hecho en esta, sale ella con su hermana gemela Mónica-  Agustín empezó a ver las fotos con desagrado.
  - malditos desgraciados- pensaba, pero de repente algo le llamó la atención en la foto de Beatriz y Mónica.
  - Carla ven, mira ¿no te distes cuenta?
Carla se acerca y mira con detención las fotos, Agustín le indica.
  - ves la expresión de las  caras de los niños!
  - si están sufriendo porque los están abusando - dijo Carla.
  - ahora ve la cara de Beatriz y Mónica en la foto-
  - no puede ser, están sonriendo y es una sonrisa no de alegría, sino una sonrisa maliciosa, como si estuvieran... No pude ser ¿que escondias Beatriz Lambert? Quien mierdas eres, que piensas hacer?

Hogar de menores Magisterio de los angeles, 6 de marzo de 1993.

Beatriz, caminaba por el pasillo, con su camisón de dormir blanco, está noche fue muy brutal para ella, llorando y con el cuerpo adolorido, trataba de llegar a su dormitorio, antes de entrar respiró profundo y dejo de llorar, pues, no quería que Mónica la viera sufriendo, al acostarse en su cama, Mónica se acostó con ella.
  - como te dejaron hermanita- Mónica  abrazaba y le daba un beso en la frente a Beatriz.
  - no te preocupes, estoy bien- le dijo Beatriz, dandole un beso en la mejilla a su hermana gemela.
  - pero cuando va a terminar esto? Cuando escaparemos de acá? Le decía Mónica
  - sabes Mónica? estos días he leído mucho sobre sicópatas sexuales, sobre neurociencia y sicología obscura y pienso, para que escapar de acá si podemos convertirnos en las reinas de este lugar?
  - no te entiendo hermanita- dijo Mónica
  - tengo un plan, un plan perfecto, pero te necesito a tí- dijo Beatriz
  - tenemos un plan, hermanita, tenemos un plan- dijo Mónica y las dos sonrieron de una forma maliciosa.

Continuara.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Librería online y red social de lectores

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed