El sicópata de los peluches parte 12

Por
Enviado el , clasificado en Intriga / suspense
146 visitas

Marcar como relato favorito

El sauce, camino a til til, jueves 13 de diciembre del 2012.

Carla Moretti y Agustín Torrealba llegaron a un pequeño taller mecánico.

  - a ver cuéntame sobre este tipo- preguntó Carla

  - se llama José Navarrete, fue uno de los siete sobrevivientes del incendio, paso toda la adolescencia en un hogar de menores, a los 18 años, trabajo como marino mercante hasta los 23 cuando, mato de forma sádica a dos tipos en Portugal, fue encarcelado y llevado a un hospital siquiatrico, por gestiones de la embajada Chilena fue extraditado a Chile, donde empezó una terapia en una clínica siquiatrica, ahí conoció a Ester Aburto, una chica con tendencias sicópatas, acusada de infringir heridas graves a un sacerdote en Coquimbo, llevan una relación de cuatro años.

  - bien vamos- dijo Carla.

el Toyota Corolla, se detuvo a metros del portón, al salir del automóvil, un silencio amenizado por el viento que se colaba por unas latas mal clavada.

  - aló, José Navarrete- dijo Carla

  - umm parece que no hay nadie- dice Agustín

  - pero la puerta no está cerrada- dicho esto Carla entró al domicilio

  - Carla, espera, espera- pero Agustín entró con ella.

La pequeña cabaña estaba muy ordenada, un mal olor se colaba por las narices.

  - pero, que asco ¿Cómo puede vivir así?

  - Agustín ven, mira- al llegar, Carla le mostraba una pared del dormitorio, en ella había una tabla de un metro cuadrado, que a modo de collage estaba llena de recortes fotográficos de Beatriz Lambert

  - apuesto que este demente se masturba con las fotos-

  - obsesionado con Beatriz Lambert- dijo Carla, en eso caminaron en la parte posterior, había un taller de dos habitaciones en forma de L, al entrar los periodistas se encontraron con una pieza llenas de máscaras, desde los de díablo de la tirana, la máscara de burro de Shrek, la máscara que utilizó Michael Jackson en speed Demon, pero la atención de los periodistas se centro en máscaras de osos, Agustín revisaba las máscaras y preguntó a su colega.

  - Carla, identificas la máscara de tú atacante? Pero ella no estaba, Agustín al entrar al otro taller, ahí encontró a Carla que miraba fijamente un automóvil, al ponerse al lado de su colega, Agustín preguntó.

  - que miras tanto ese auto? Es un Chevrolet Camaro blanco con rayas plateadas-

Ese es el auto que perseguía los Villarroel Pozo, la noche del accidente.

 

Noticiario central, miércoles 16 de noviembre del 2011.

" Bueno ahora, analizaremos con el periodista judicial Roberto Almuna, sobre lo que ha marcado la actualidad judicial, el caso centauro, que empezó con la negligencia, en un paseo del adulto mayor el año pasado, que dejó al descubierto una estafa que se marinaba desde mucho tiempo y que se ha desarmado de a poco y dejo por ahora a dos detenidos, Marcos Fernández, asesor judicial de la municipalidad de San Bernardo y el empresario Joaquín Villarroel, aunque hay que recordar solo están con medidas cautelares de prisión preventiva, mientras está investigación aún sigue su curso, el juez..."

 

Centro penitenciario Santiago uno, domingo 20 de noviembre del 2011

Joaquín Villarroel, tienes visita...

Joaquín caminaba por los pasillos del complejo penitenciario.

  - le dije a Elizabeth que no viniera- al llegar al sector de visitas Joaquín esperaba sentado de atrás de él aparece Beatriz Lambert.

  - hola Joaquín Villarroel? Dijo mientras se sentaba

  - pero quién eres tú?

  - quizás no me recuerdas, pero quizás a mi padre sí, Ernesto Lambert- Joaquín sonrió

  - Beatriz Lambert, la guacha, la heredera de las deudas de las empresas Lambert-

  - si y tú ¿Dónde creés que estás? en la cárcel -

  - pero pronto saldré y me remontare económicamente- 

  - no lo creo- dijo Beatriz, sacando su celular, dió play a una grabación, donde Joaquín Villarroel daba órdenes explícitas de como hacer el fraude a la municipalidad y los nexos que tenía con narcotraficantes+

  - cuánto te darán? Unos veinte años ? Dijo sarcásticamente Beatriz

  - maldita perra!! Joaquín se abalanzó sobre Beatriz, ella lo redujo dejándolo tendido en la mesa, los gendarmes se asomaron, pero Beatriz le sonrió, ellos volvieron a la puerta

  - sabes Joaquín lo más patético? Es que está información lo logré gracias a micrófonos que oculte en tu oficina y ¿ Sabés quién me ayudó? Tu linda hijita María José, el llevo a su novio, que era uno de mis secuaces, a demás de darle sexo brutal en tu sillón, cuando ella dormía el colocó los micrófonos por toda tu oficina-

  - maldita! No te metas con mis hijas, con mi familia- 

Beatriz sonrió, levantándose, dijo.

  - ah, quiero decirte que salve de la quiebra las empresas Lambert y ¿sabes cómo lo hice? Con dos bolsos de dinero que tu cuñado, que en paz descansé, tenía-

  - ¡¡ Maldita asesina, ladrona, fuistes tú, tú mataste a mi cuñado!! 

Beatriz sonreía, mientras los gendarmes tomaban a Joaquín y arrastras se lo llevaban, al salir del penal, Beatriz tomo su automóvil, mientras hablaba con el fiscal Torres

- si fiscal, entonces en la invitación a almorzar le entrego las evidencias, Richard vamos a el restaurante la prêta-

  - como ordene señorita Lambert-

-después tómese el resto del día libre, llévese el automóvil,en la guantera hay unas entrada a fantasilandia pará que vaya con su hija-

  - gracias señorita Lambert-

Suena el teléfono de Beatriz era su secretaria ejecutiva - aló, Josefina, que sucede?

  - señorita Lambert, buenos días, acaba de llamar el señor Yamizaki de Osaka, Japón, dice que acepta las condiciones, así que quiere verla la próxima semana en el hotel karaksa en Osaka-

  - muy bien reagende mi itinerario, primero iré a Japón y después a Tailandia ¿tengo entendido, que está de cumpleaños su hijo la próxima semana?

  - así es señorita Lambert, el miércoles-

  - entonces tómese el miércoles libre-

  - oh gracias señorita Lambert-

Mirando a Richard por el retrovisor dice

  - sabes, estoy feliz y quiero que todo el mundo sea feliz-

 

El sauce, camino a til til, jueves 13 de diciembre del 2012.

Mientras Carla y Agustín revisaba el Camaro, se escuchó la reja de entrada, al mirar vieron que entraba José Navarrete, el sujeto era alto 1,78 metros, calvo con una franja de cabello al costado de su cabeza, Carla le empezó tomar fotos, hasta que llegó a la entrada de la cabaña al cerrar la puerta de la cabaña, Carla y Agustín salieron por una puerta de fierro que estaba en la parte posterior del taller, tomando su automóvil de marcharon.

 

Continuara.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed