Cuento moderno I

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
162 visitas

Marcar como relato favorito

(Inspirado de cuentos de adas y adaptado a tiempos modernos)

Érase una vez, una nena que caminaba por el bosque. Admiraba los árboles muy altos y las flores muy delicadas.

“- Mira, que flor muy bonita! y aquí hay otra! No caminó mucho y llegó en un sitio plano, donde no habían árboles. Las hierbas habían crecido altas debido a la cercanía de un río. Cuando, de repente, sintió un murmullo se paró y miró a su alrededor. Había un día soleado y tranquilo. Se podría oír hasta el horrible ruido de los insectos. Caminando hacía el río, sintió una voz humana. Parecía que un ángel le había hablado. Extrañada, giró la cabeza, pero no vio a nadie. Otra vez sintió la voz. Esta vez, miró con más atención. No poca ha sido la sorpresa cuando descubrió que la voz era de una rana. “- Una rana que habla!, se le escapó un grito. “- No soy una rana, soy encantada, dijo esa. Pero, la nena estaba de piedra: no lo podría creer. Le parecía que estaba soñando con los ojos abiertos.  Pasó mucho tiempo hasta que ella vuelva a la realidad. “- Oie, me sientes?”, gritaba la rana. “- Si ………si”, contestó la nena. “- Quieres ayudarme?”, preguntó. “- Si ……si, dígame cómo….” “- Estoy encantada, y el encanto se rompería en el caso que una persona humana me besaría.” La nena, sin dudar, la besó y, cataplum, esa se convirtió en una princesa maravillosa. Era tan guapa, que al sol podrías mirar, pero a ella, no. Al mismo tiempo, la nena se enamoró perdidamente. Le comentó a la princesa, y juntas decidieron casarse. Cogieron el rumbo hacía al castillo.   seguirá.......

¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed