Alquimia Sexual

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
2939 visitas

Marcar como relato favorito

Aquel día en el pozo todo fue distinto, ella presentía su encuentro con él y aunque no sabía a ciencia cierta de quien se trataba era como si ya lo conociera; empezó a cargar las cubetas de agua desde lo profundo del pozo cuando repentinamente una mano masculina empezó a ayudarla a halar de la cuerda al tiempo que le decía “déjame ayudarte”, ella se giró sorprendida sin saber quién era ese hombre que decidió ayudarla y cuando sus miradas se encontraron hubo un magnetismo instantáneo, sus almas se estremecieron y ella supo que  él era aquel extraño que iba a su encuentro, instantáneamente supieron que eran el uno para el otro, sus almas se reconocieron de toda la eternidad  por ello era inevitable ese inesperado encuentro. Hubo un corto silencio, aun cuando el lenguaje de las miradas se mantenía candente. Intrépidamente ella exclamó ¡vamos a mi aldea, pronto anochecerá!, él asintió y caminaron juntos entre árboles y matorrales, mientras caminaban ella le preguntó ¿Cómo llegaste hasta aquí?, retractándose al instante y volviendo a preguntar ¿Cómo me encontraste?, ¡No lo sé! Exclamó él, “solo supe que tenía que venir a este maravilloso lugar y cuando te vi supe que tú eras la razón de este misterioso viaje”; justo ahí; rompieron el hielo, ya no podían resistirlo, sus cuerpos vigorosos se llamaban entre sí, ya no había cabida para una palabra más; se acercaron magnéticamente, ella llevo la mano de él hacía su pecho izquierdo para que pudiera sentir los intensos latidos de su corazón, sus labios se fusionaron entrelazando sus lenguas en el más jugoso y erótico beso, sus respiraciones entrecortadas atestiguaban como se desasían de sus trajes el uno del otro, ambos temblaban de éxtasis, sus pieles receptivas y erizadas empezaban a darle paso al placer del ritual mágico solemne, con besos húmedos acariciaron cada parte de sus cuerpos físicos, el uno acariciaba los genitales del otro estimulando y humedeciendo esa fuente enérgica, luego los probaron, primero llevaron sus dedos untados de sexo a sus lenguas, luego sumergieron sus lenguas en  el sexo del otro conectando así con la energía orgásmica del momento, yacían en la postura sexual del 69, lo que les permitía el máximo goce del sexo oral, saciándose mutuamente de sus fluidos hasta acabar, sus lenguas impregnadas de sexo se volvieron a encontrar y  sus cuerpos en posición de flor de loto empezaron a danzar, uniéndose en una misma energía sexual; en cada empuje de él dentro de ella se sentían fortalecidos el uno con el otro, gemían suave y profundamente al tiempo que se acariciaban “ahh…ahh” alcanzando el clímax en su máxima expresión, llegando así a un orgasmo mutuo en donde sus conciencias se unificaban en una misma conciencia cósmica, haciendo de ese encuentro el más majestuoso acto de alquimia sexual que puede ocurrir entre dos llamas gemelas.

La naturaleza era basta y silenciosa, el fuego de la chimenea ardía con más intensidad a causa del encuentro, sus cuerpos agitados yacían entrelazados cargados de la energía vital del otro, sus miradas volvieron a cruzarse, perdiéndose entre sí y en el brillo de sus ojos sus almas se reconocieron de tantos mundos, de tantas vidas, de tantas encarnaciones coincidiendo nuevamente en este ahora.

Fue así como dos aparentes extraños hicieron de ese encuentro un acto de magia sexual; porque al final no se trata solo de juntar los genitales si no de fundir las almas.

PARA DISFRUTAR DE ESTE RELATO CON AUDIO, ABRE EL SIGUIENTE LINK https://krencurls.wixsite.com/erotico/post/alquimia-sexual


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed