El verlo me calienta

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
4822 visitas

Marcar como relato favorito

Bueno, estábamos en el carro hablando aproximadamente por una hora. "Yo solo de verlo siempre me dan ganas de comérmelo a besos." 

Pablo es de piel blanca, de cuerpo tiene el abdomen marcado y es alto, tiene unos ojos grandes y marrones, tiene unos labios gruesos "los cuales siempre me dan ganas de besar cada que nos vemos y claro hacer más que solo besos." 

Me recargue en sus piernas, me alzo un poco para besarme yo también le seguí el rollo y me enderecé para podernos besar bien, luego de unos minutos me comenzó a besar mi cuello hasta llegas a uno de mis pechos. lo comenzó a mamar y lamber en forma de circulo, eso hizo que soltara unos ligeros gemidos y que mi voz cambiara su tono normal. No había muchos carros pasando, ya era algo noche, así que yo con todas las ganas que él me estaba haciendo sentir me le subí a arriba para sentir lo que me encanta que me meta: "su pene." Acomode mi pierna hacia delante para que sintiéramos más. No dudo y aprovecho que estaba arriba de él. Bajo la parte de enfrente de mi vestido y comenzó a chupar y lamberme ambos pechos "literalmente la parte de mis pechos estaban por completo descubiertos." comenzó a moverse más rápido. Sentí tan más rico, que hizo que me comenzara a calentar aun más de lo que ya estaba, lo deseaba desesperadamente que ya lo quisiera dentro de mí, aún que fuera ahí en el carro, aun que nos vieran. "Dejó varias marcas en mis pechos y en mi cuello. A mí me gusta que me haga cosas así: que deje marcas para recordarme de las cosas que me hace sentir." Siguió tocando todo mi cuerpo en eso toco mis pechos con ambas manos de una manera brusca y hasta subir a mi cuello para apretarlo un poco. "sabe que eso me gusta." Yo le agarre una de sus manos para chupar su dedo índice. Seguimos igual por un rato de solo estar cachondeando. No podíamos tener relaciones porque tenía que irme a casa. "El estar arriba de él me hizo que no me importara dormir pocas horas con tal de sentir un rato más todas esas sensaciones que el provoca en mí." Era casi de madrugada y yo tenía que ir a trabajar en unas horas. Se despidió de mi con un beso en la boca. Yo quería que se quedara con un poco más, así que baje a mi cabeza para meterme su pene hasta el fondo de mi garganta por unos segundos se lo chupe, al final nos dimos otros besos y me fui pensando en lo mucho que lo desviaba. 

Sentía tantas ganas, espero que cuando nos volvamos a ver no tenga compromisos para que nos hagamos de todo y no quedar con esas ganas desesperantes de que me lo haga.


https://www.facebook.com/cestefani.prz


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed