OIR, VER Y CALLAR

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
295 visitas

Marcar como relato favorito

Vida que entra y sale, aire que arrastra inquietudes y desalientos, cuerpos llenos de heridas y vendas que  intentan tapar las lesiones causadas por la codicia y las ansias de poder de unos pocos. Niños hambrientos, ancianos mutilados y mujeres violadas, todos dentro de un suspiro, de un llanto. Donde nadie escucha, donde nadie reclama.

Dime tu Vida donde estas, donde te paras, donde andas, donde flotas .Miro arriba, miro abajo y no te veo. Solo veo como unos a otros se devoran entre sí.

Llega tu hora y partes al destino, ese destino que no esperas ni imaginas, pero  que es  tan real como la vida misma. Lo que no está, no es cierto. Lo que no es lógico, no es verdad. Lo que no ves, no existe.

Dime tu  Vida   donde estas, donde te paras, donde andas, donde flotas. Miro arriba, miro abajo y no te veo. Tan solo se escucha un susurro en el silencio.

¿Qué eres en realidad?, para unos alegría, para otros dolor. Donde unos ríen, otros lloran. Donde cantan y son felices, para otros  chillan y maldicen. Dime que eres,  donde está la verdad o mentira, donde empieza  lo real y termina.

Dime tu vida donde estas, donde te paras, donde  andas, donde flotas. Miro arriba, miro abajo y no te veo. Tan solo una gran soledad.

 

 

                                                          

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed