El poder del dinero

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
2706 visitas

Marcar como relato favorito

Tengo 45 años soy rubia alta delgada de pechos operados y muy deportista, tengo dinero de sobra para poder tener todo lo que quiero y complacer mis caprichos unos de mis fetiches es acostarme con jóvenes mujeres a cambio les doy lo que ellas me pidan sea lo que sea solo quiero que hagan todo lo que yo les pido. Tengo a Lidia a una joven de 19 años rubia de complexión delgada con unos pechos naturales pequeñitos perfectos ella me complace en todo hoy hemos quedado en mi casa dice que trae consigo una sorpresa me ha pedido que la espere en la habitación en ropa interior me pongo un conjunto de lencería blanco y una liga blanca me tumbo en la cama y espero impaciente a su llegada.

- ¡Hola mami! ¿Te traje una sorpresa estás lista? - me dice mientras entra y se dirige hacia mí lleva unos vaqueros negros muy cortos y un jersey son mangas tiene su cabello suelto sabe que eso me encanta.

-Claro! ¡Me encantan las sorpresas! - Mientras digo esto veo entrar a una belleza detrás de ella es alta de piernas largas rubia también como me gusta tiene el cabello largo es de complexión delgada y tiene unos pechos grandes se le aprecian a pesar de llevar una blusa ancha y unos vaqueros muy cortos también. -Necesita ayuda se acaba de mudar aquí y el alquiler de su departamento es caro mami la podrías ayudar? - Lidia me mira a los ojos mientras se muerde el labio inferior yo miro a mi nueva adquisición.

-Por supuesto no hay problema yo seré tu mami te ayudare en todo siempre que tú me complazcas no te faltara de nada te lo aseguro solo llámame mami y haz todo lo que te pida esas son las únicas condiciones, me encanta la idea de que seas mi chica extra hoy y quien sabe si más veces como te llamas?

-Me llamo Sofía ¡mama! - se aparta el pelo de la cara mientras lo dice me acabo de excitar muchísimo escuchando eso así que decido que es hora de empezar a comerme a mis dos muchachas.

-Muy bien empecemos chicas quiero que os desnudéis la una a la otra hacerlo muy despacio quero ver como disfrutáis la una de la otra con el tacto de sus manos así suave mientras os desnudáis acariciaros tocaros vuestros pechos vuestro sexo sentiros disfrutad del momento no tengáis prisa.

Mientras digo esto me acerco a ellas comienza la acción. Lidia pone de rodillas a Sofía en la cama y empieza a besar sus nalgas pasa su lengua despacio, juega con ellas mientras acaricia sus muslos veo como Sofía se está excitando y decido que es hora de que empiece a complacerme pongo mis pechos en su boca le digo que saque su lengua y con la punta lama mis pezones mmmm que rico lo hace tiene una lengua muy buena Lidia va hacia la cómoda donde sabe que tengo mis juguetes y saca un estimulador de clítoris y comienza a jugar con ella misma mientras nos mira, tumbo a Sofía en la cama vendo sus ojos y ato sus manos a su espalda ahora puedo hacer lo que me plazca con ella le pegue un cachete en su nalga ella hace un respingo como de dolor y eso me excita le abro las piernas y me doy cuenta de que está tan húmeda que está lista para mí, me dirijo a la cómoda no sin antes acariciar los pechos de Lidia es una chica multiorgásmica y se ha corrido un par de veces antes de nada necesito que se corra en mi cara así que acaricio su sexo le meto un dedo luego otro y otro más tiene tres dedos dentro de ella me mira deseosa me está pidiendo más y se lo voy a dar, no le pienso quitar mi mano de su sexo hasta que me haya dejado la mano llena de su jugo, y ahí está ya viene se aferra a mis pepones muy fuerte me hace daño y me gusta se corre en mi mano me la ha dejado empapada pongo mis dedos en su boca para que los lama y le doy una cachetada en la cara le digo que se tumbe en la cama, saco de la cómoda un consolador doble por un lado se lo introduzco a Sofía en su sexo y ella lo recibe muy bien, por el otro extremo Lidia comienza a lamer como se lo come mientras se masturba yo me coloco debajo de la cabeza de Sofía y le digo que comience a comerse mi clítoris estoy muy excitada necesito sentir su lengua en mi cuerpo, le cojo el pelo y le digo que meta su lengua dentro de mi agujero puedo ver que está disfrutando pero al a vez está incomoda por la posición en la que se encuentra, pero no me importa quiero que siga dándome placer quito su venda de loso ojos necesito que me mire a los ojos decido soltar sus manos y empiezo a lamer su sexo mientras le meto dos dedos dentro que húmeda de pronto se corre en mi cara, pongo a Lidia en la posición de perrito en la cama y me siento encima de ella oponiendo mi coño junto al suyo Sofía toca el clítoris de lidia mientras yo le introduzco dos dedos para que se corra chorro como hasta ahora está haciendo, Sofía comienza a comerse mis pezones de nuevo mientras mi pequeña se corre con mis dedos dentro, ahora es hora de que yo me corra me tumbo en la cama ellas empiezan a lamer mi clítoris a introducirme sus dedos en mi sexo y luego introducen el consolador doble Sofía se introduce en otro extremo en su boca y me folla con él, Lidia lame el clítoris de Sofía hasta que yo me corro entonces las hago vestirse le doy el dinero de la renta a Sofía le digo que cuando la llame no quiero excusas y tiene que estar aquí, ella acepta me besan las dos y se marchan, esta noche tengo otra cita así que tengo que arreglarme.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed