INDAGANDO EN LA PESQUISA DE MI VERDAD (6 de 1)

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
179 visitas

Marcar como relato favorito

Capitulo    sexto    (1 de 1)

Se escuchaba el  mal tiempo, la garua era intensa y  las ventanas daban  la sensación que se iban  a romper,  cada vez que caía un trueno, era tal el estruendo que hasta los tímpanos del los oídos retumbaban.

 A lo lejos se veían los destellos de luz producidos por los rallos. Mirando fijamente al cielo, parecía que todo lo que  había vivido siempre en armonía, en tiempo y espacio, se estaban peleando, era como si estuvieran discutiendo por el sitio que cada uno había tenido siempre. La verdad sentí pena y lástima, ya no éramos nosotros solos  los que peleábamos entre sí,  de algún modo, era todo el universo, sentía que nunca llegarían a un acuerdo entre ellos. Lo curioso de todo era que su ira la canalizaba hacia la tierra, explotaban y nos atacaban con una gran furia. Pensé, dormiré  y veré a fly, le preguntaré por qué la naturaleza y  el universo se desquitan con  tanta rabia  hacia  la tierra.

Hera ya estás aquí?. Si quería preguntarte algo. Ven vamos a ver un nacimiento, abre tu mente y tu corazón, necesito que veas esto y lo sientas. Vamos a sentarnos en ese meteorito que flota así lo veremos mejor. Fíjate muy bien en todo, me gustaría que estuvieras bien atenta. Hera mira a tu alrededor y observa que belleza. Fly sólo veo piedras  flotando (se veía muchos meteoritos en el aire), la luz yo diría, como si fuera un atardecer, costaba trabajo respirar y las gotas de  saliva que salía  a hablar flotaba, la verdad allí se sentía paz, mucha tranquilidad, lo que más me gustaba es que nada se escondía a la vista, todo estaba al descubierto, era como si el infinito estuviera desnudo. Hera deja de jugar  y mira bien que va a empezar. A lo lejos observo unas rocas colisionando  con otras, el estruendo es muy fuerte, como cuando un volcán estalla y explota. ¿Fly eso que es? Hera, así se formo la tierra a golpes de meteoritos, la tierra se llegó a formar de rocas y  polvo, pero observa bien es muy hermoso verlo, después te contare un cuento que hay sobre el nacimiento de la tierra, ¡te gustará!. Veo como se va formando una bola de fuego alrededor del sol, cada vez es más grande, por el calor que estoy sintiendo desde aquí,  debe de estar a una temperatura muy fuerte. Tan alta es la temperatura que si me acercara creo que terminaría siendo cenizas. La superficie es muy parecida  a un volcán soltando  lava, pero en vez de un rio en este caso sería un mar  hecho de  fuego líquido. A lo lejos se ve como otro planeta viene a una gran velocidad y choca con el que se está formando nuevo,  haciendo una gran explosión, donde los dos planetas se destrozan entre sí. Al poco tiempo se ve cómo se van uniendo los escombros dando paso a un nuevo planeta, donde al mismo tiempo no paran los meteoritos de bombardearlo. Fly ¿Dónde está el agua?, no la veo. Hera no la vez porque todavía no ha salido a la superficie. El agua venia con los meteoritos en  forma de pequeños cristales. Fly y ¿cómo se formaron los continentes?  Hera a consecuencia de erosiones volcánicas, se fueron formando islas donde llegaron a formar con el tiempo los continentes. Hoy en día sigue habiendo erosiones y cambiando los mares. La tierra sigue en continuo movimiento aunque no lo notemos, al mismo tiempo que el sistema solar cambia. Son movimientos lentos, cortos y muy precisos. Este es el principio de la tierra, esto  sufrió para convirtiese  en lo que es ahora, para que exista vida todavía falta mucho tiempo. La tierra llego a convertirse en un planeta hermoso y lleno de vida, sin dueño. Ella es su propia dueña y por supuesto es el planeta más completo que hay. Si pudiera hablar le diría al ser humano. Haber que estáis haciendo, destruir quien os a acogido, robáis al quien os da sustento y os peleáis por no lo que no es vuestro. Qué pasaría si me enfadara con vosotros y me explotara, ¿Qué haríais? Como ves Hera la tierra sufrió mucho al nacer, como cualquier ser vivo, porque realmente ella está viva y nos da vida a los seres humanos. Si estuviera muerta, no tuviera todo lo que tiene, el ser humano seguro no existiría, por lo menos aquí, en este hermoso planeta llamado tierra. El hombre destruye, el hombre roba al vecino su habita, el hombre mata solo por placer. Un país invade a otro tan solo por poder. La tierra sufre, llora y grita. Algún día recogeréis todo lo sembrado y creerme el arrepentirse será tarde.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed