Compañeros de piso algo nuevo

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
4109 visitas

Marcar como relato favorito

Compañero de piso inquilino y su casero

Solo me faltaba eso de que la agencia que me encontraría un inquilino para la habitación que tengo me demora mucho claro me hace falta la pasta ya que los gastos suben, me dice que una chica le interesaba que venía de Madrid, pero ya sabían que no quería eso solo chicos ya que ellas te muestran una teta y quiere que  le bajes el alquiler solo acepto chicos más confianza ya que si estas en ropa interior no te tienes que andar escondiendo eso que tengo dos baños pero todo modos se anda más suelto  por casa.

Me llaman del timbre y es el tío de la agencia que traía a otro para que viera el piso les abro y suben en la puerta los espero hola él es Raúl es de Tarragona y le sale faena en Barcelona capital esto es lo más cerca y económico que esta pasa que tal le digo nos saludamos dando las manos le digo antes las reglas, el de la agencia los dejo vengo dentro de un rato a ver si llegan a un acuerdo adiós y sale, me quedo con Raúl nos miramos se ríe yo también y me dice cuál es la habitación que alquilas ven por aquí te la enseño pasa al rozarme su olor de macho me llamo la atención no era su perfume era el que le salía desde su piel entra en ella me dice tiene buena luz, se ve cómoda, limpia si de eso no lo dudes le digo ven te enseño el baño que bien completo y limpio también me dice, no lo dudes el baño pequeño nos pegamos un poco que más me enseñas me dice, el resto del piso le digo como mi habitación en el pasillo se gira y me mira con esos ojos marrones unas cejas gruesas ya que tenía solo treinta y cuatro años con unos pantalones que le apretaban su olor se volvía cada vez más fuerte nos rozamos las manos y eso fue el detonante de aquella pasión que se desató nos comenzamos a besar hasta con lengua llegando al fondo de las garganta era algo que no había experimentado en años nos sacamos las camisas su sudor con el mío se mezcla haciendo que nos pegáramos de placer nos acariciábamos todo en eso los aflojamos los cinturones entre los dos los pantalones se bajaron los zapatos furta solo en calzoncillos él tenía unos slip blanco y yo unos bóxer, nos agarramos las nalgas con fuerza era nuestro punto flaco su sabor en los labios me volvía loco en lamerlo todo su pelo es rizado y mis dedos se enredaban en él, me besaba por el cuello él sabía lo que hacía no era principiante me mordía mis orejas al momento que me decía me gusta el casero más que la habitación. En ese momento sentí que la polla me estallaba me mira me dice siii el casero tiene buena herramienta me lamía los pezones que los tenía al máximo me los mordía poco a poco me separó de él le digo hombre si no te conozco bien aún que quieres follar de entrada me mira se baja los slip quedando su polla a la vista me dice aquí estoy conóceme me hecho a la cama y me saco los bóxer agarro mi falo lo comenzó a lamer sin parar unas chupadas de campeonato me parecía que me la arrancaba me mira tu no te quedes atrás nos movemos de sitio comenzamos con un 69 chupando sin parar las pollas de ambos era blanca y venosa algo castallo de pelos rizados más que los de su cabeza sus huevos olían a sudor y sexo era algo agradable a la vez, me dice que buena herramienta entre piernas nos las chupábamos sin parar la calentura iba a más que pase por sus huevos hasta el ano donde la lamí sin parar ese ojete estaba estrecho y rodado de un tono claro que pedía que le llenaran, hey me dice que eso nadie lo ha tocado, pues será la fianza del alquiler le digo, pero me darás cambio no es multiplicada por tres se ríe me dice ve con cuidado que no sabe nada, lo giro me monto encima de él le abro las piernas con la polla saliendo líquido seminal y la saliva que le he puesto comencé a penetrarlo poco a poco oohhh, con cuidado me dice tranquilo no seré malo, en mi quería metérsela toda de golpe, pero no si eso lo arruinaría todo, comenzó a entrar poco a poco gimiendo él y yo de placer. 

Se la metí hasta la mitad paro le digo date un giro lo pongo patas al hombro mirándonos de frente lo penetro todo hasta llegar a los huevos donde chocaron con eso culito hermoso se la comencé a meter y sacar sin parar el gimiendo y ya jadeando de placer mirándolo de frente hasta que comencé a apretar más y más te vas a correr me dice le digo lo bueno es que no quedaras preñado llegaba el momento y lo embestí hasta que la última gota de semen salió al sacar la polla recorría por su ano la leche te he hecho daño le digo no pero estoy a punto yo y una voz del pasillo dice y yo me corro era el tío de la agencia que había entrado ya que tenía las llaves y vio toda la movida se la estaba meneando en el pasillo se acercó y soltó de su polla algo morena y guapa  chorros de semen en la cara de Raúl el cual estaba algo perdido ya que apareció de repente en ese momento su semen comenzó a salir a sacudidas ya que fueron cuatro chorros guapos que eran espesos y gelatinosos bueno le digo bien venido a casa.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed