Sierra Nevada, Granada ( Relato Infantil)

Por
Enviado el , clasificado en Infantiles / Juveniles
144 visitas

Marcar como relato favorito

Sierra Nevada, Granada ( Relato Infantil)

Autor Cuentos Peques

Nuestras mamas, nos llevan a las cercanías de las sendas de Sierra Nevada, un bello lugar de la legendaria Granada
nos separamos de mama y nos perdimos en un frondoso bosque lleno de naturaleza viva, con bellos animales.

Se preocuparon por nosotras, pero no lograron encontrarnos, ellas de adentraron en la zona en nuestra búsqueda
mientras nosotras seguíamos caminado por los alrededores del contorno, interactuando con los animalitos
se nos acercó un leon y comenzamos a temblar y a temer por nuestras vidas, pero algo insólito ocurrió
el animal salvaje, que tiene fama de ser voraz y impetuoso, con ese temperamento y gruñido espectral
el leon se comporto de manera insólita, se acercó a nosotras y nos lame todo el rostro y comenzamos al reír
el animal comenzó a sonreír y reír sin parar, nos dimos cuenta que era papa disfrazado de León
aparecen nuestras mamas y se ríen a carcajadas, nos han dado una lección de vida muy importante
no te separes nunca de tu mama, el mundo de allá fuera es impetuoso y emana peligros inminentes.

Las flores de los terrenos de la zona, muestras unas caras felices, giran sus pétalos y emiten ondas electromagnéticas
que nosotras percibimos, sentimos como se sienten, como se comunican, como se emocionan y como se ilusionan
sacamos una cometa y la lanzamos, el viento la eleva tan alto, que llega a la estación espacial internacional
se posa en uno de sus satélites y desciende hacia nosotras, que tarde mas divertida, que emocionante
nos pusimos a jugar con una pelota saltarina, tiramos la pelota rebota en la luna y de acto seguido en todos los planetas
como si fuera un pinball y regresa a nosotras por la inercia, ya sabe lectores todo es pura ciencia espectacular
se nos oscurece el día, dormimos al raso en pleno bosque, con el foco de luz de la luna, el brillo de las estrellas
todo eran tan bonito, una sensación divina, cuando eres un ser pequeño, vives aventuras profundas
la noche nos paso rápido, al ritmo de una aguja de minutero del reloj y un caracol dando vueltas en redondo
a la mañana siguiente salimos de la impresionante naturaleza y nos fuimos a nuestro humilde hogar. Fin


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed