ECO DE UN CORAZÓN SILENCIOSO

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
189 visitas

Marcar como relato favorito

EL ECO DE UN CORAZÓN SILENCIOSO

Nadie escuchaba su lamento porque nadie cerca de él tenía aliento. 
La voz del corazón se enfoscaba, puesto que sus sentimientos ahora se ahogaban. 
No llores órgano del amor, carne de dolor, que sientes pasión. 
Cóncavo espacio que acunas la distancia pidiendo frente a una vela trémula. Por la vida, la esperanza, y por encontrar a Dios en sus Escrituras. 
Azótame que crea, que despierte del sueño que me ahoga. 
Fetén en el baile que empieza, olvida la orquesta que suena, libre late, escuchando el silencio que ahora cansado trae.
Son latidos, fatigados ecos de un corazón silencioso.
 
Adelina Gimeno Navarro 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed