En casa de la vecina

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
6362 visitas

Marcar como relato favorito

Vivo en una casa adosada y estaba cortando el césped cuando mi vecina, una joven de 23 años y muy guapa, con un cuerpo de 10, me llamó y me preguntó si podía echarle una mano. Le dije si y me invitó a entrar a su casa. Me dijo me voy a depilar el coño y necesito tu ayuda. Se sentó en el borde de la bañera y se desnudó por completo, se abrió de piernas completamente y me dejo ver su mata de pelo abundante y su vagina toda abierta y rosadita. Me pasó el jabón de afeitar y me dijo pónmelo por todo el pubis y el coño, espárcelo muy bien y aféitalo a fondo, me dejas el pubis y el coño bien suavecito.

Mi polla empezó a crecer y ponerse muy dura me apretaba en el pantalón. Ella se dio cuenta y me dijo:

- desnúdate y libera esa polla. Acércamela a mi boca y te la mamaré para que te corras en mi boca, porque con el pene así erecto no me puedes depilar bien.

Empezó a chupar y chupar mi polla, que estaba palpitando por la proximidad de la eyaculación. Yo empecé a tocarle los pezones que los tenía erectos y muy duros. También le acaricie el clítoris, que lo tenía duro y muy erecto…

Y me corrí. Tuve como 15 contracciones y expulsé gran cantidad de semen que se tragó. Luego seguí depilándola y cuando acabé ella estaba toda húmeda y chorreando.

- ¿me harías un favor? – me preguntó.

- si claro - le dije.

- pues chúpame el clítoris y el coño.

Así hice y tuvo un orgasmo de 10.

A continuación, me preguntó si yo quería que ella me depilase y le contesté que sí. Empezó a ponerme jabón en la polla y los testículos, a frotar arriba y abajo. Mi polla se puso dura otra vez y ella en esta ocasión no me la chupó, y me dijo métemela por el culo que quiero sentirla dentro de mí. Estuve follándole el culo una hora y me corrí en su ano. Luego me lo trague todo, el esperma de su culo a mi boca.

Nada más. Esa fue mi dura mañana cortando el césped. Ahora todas las mañanas mi vecina se acerca y me chupa la polla y yo a ella le meto los dedos en su vagina y la masturbo. Otras veces viene y me hace una paja o se la hago yo a ella. Como veis, así de aburrido es cortar césped. Bueno, os dejo y plantaros césped.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed