Posthumano (2) Extinción

Por
Enviado el , clasificado en Ciencia ficción
226 visitas

Marcar como relato favorito

Los humanos tenían miedo de que los robots atacaran, sabían que había facciones entre ellos que querían  hacerlos desaparecer. Ya no los necesitaban para nada. Eran autosuficientes y tenían su propio ejército. Se instalaron en el Polo Norte y en la Antártida, y desde allí tenían a la humanidad más que controlada.

Se hizo un tratado entre algunas naciones y se unieron en un ataque conjunto con armas nucleares. La humanidad estaba acojonada, el "apo" había llegado. Pero los robots que pensaban como los humanos, pero mejor, ya se lo esperaban, así que activaron su arma secreta, que hacía que los misiles humanos dieran media vuelta y se estrellaran allí, de donde habían salido.

Fue un desastre, la humanidad desapareció en un 99%. Sólo quedaron unos pocos desperdigados por todo el planeta. Entonces comenzó la era robótica. Estos limpiaron el planeta de toda contaminación y reunieron a todos los humanos que pudieron capturar. Los metieron en hábitats tipo pueblo y con el tiempo derivaron en objeto de observación para los humanoides. En realidad aquello se trataba de una especie de zoo humano con algunos animales de compañía.

Muchos otros supervivientes se  escaparon y se ocultaron en bosques y montañas. También utilizaron las cuevas.

Los humanos cautivos empezaron a ser objeto de experimentos. Se cruzaban hombres y mujeres selectivamente. Para los robots era un juego. Muchos de ellos tenían mascotas humanas de tamaño mini. También se hicieron tamaños gigantes que utilizaban en peleas donde se cruzaban apuestas. Estaba claro que habían copiado nuestra forma de vida hasta el más mínimo detalle.
Muchos experimentos habían salido mal, inviables. Se crearon seres incontrolables que sacrificaban al poco tiempo. También hubo seres con cerebros reducidos que se mezclaron con animales y a saber que resultados obtuvieron. Querían hacer vampiros y mezclaron genes humanos con genes de murciélagos, también hicieron lo mismo con lobos y con osos. Estaban obsesionados con aquellos seres que los humanos habían ideado en su fantasía.

Algunos años después los robots empezaron a hacerse preguntas. Un grupo de ellos que se había dedicado al estudio de la filosofía humana empezó a introducir la idea de la vida y la muerte.
- ¿Qué sentido tiene la existencia? - se decían
- ¿Qué hay más allá, cuando deje de funcionar? -

Estas ideas comenzaron a generar una mal-función en las neuronas virtuales de los robots. Muchos se suicidaban, otros dejaban de funcionar porque la unidad central no sabía qué hacer. La respuesta estaba en los humanos, pero a estos los habían convertido en otra cosa, ya casi no tenían conciencia.

La sociedad robótica se vino abajo y en muy poco tiempo dejaron de funcionar. Los humanos que dependían de ellos también se extinguieron. La naturaleza se encargó de hacer que todo aquello desapareciera a medida que los hombres de las cavernas empezaban a descubrir el fuego.

 

Lo que fue, eso será,
y lo que se hizo, eso se hará;
no hay nada nuevo bajo el sol.

Eclesiastés 1:9


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed