Un  Gran  Amor  (Mi primera vez, 1 de 4) FINAL

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
384 visitas

Marcar como relato favorito

                                      Un  Gran  Amor  (Mi primera vez, 1 de 4) FINAL

Regresemos   muy justas del viaje así que, me duche, cogí el uniforme y me fui a trabajar. A mi vuelta ya era muy tarde, pues había tenido que echar horas extras. Estaba muy cansada, había sido un día muy agotador. Estefanía me dijo túmbate te voy a dar un masaje, estas muy tensa. Pensé, claro que estoy tensa, no se me iba de la cabeza como sería mi primera vez. Pensado esto sus manos empezaron a tocarme, sin darme cuenta estábamos las dos temblado. Al darme la vuelta, ya que estaba de espalda, me miro y me dijo; si no estás todavía preparada podemos esperar. No sé ni cómo, ni de qué forma, pero me levante, le cogí la mano, sin decir nada y la lleve al dormitorio. Ella me miro y sin hablar empecemos a besarnos, solo me dijo, si ves que no te gusta o no te agrada paramos. Sus manos empezaron a tocarme, besarme, su lengua empezó a ser muy juguetona, yo diría traviesa, se movía como nunca antes había visto.  Para ser sincera nunca pensé que una lengua diera tanto placer, pensé; esto es mejor que un hombre, nunca sentí tanto sin hacer el coito, sin penetración, no sé cuantos orgasmos tuve, no sé  cuánto tiempo estuvimos a sin, pero era tan bonito y hermoso, era tan especial, su cara la miraba, brillaba, solo me preguntaba; estas bien, joo era demasiado. Creo que no dejo rincón si besar ni acariciar, ahora entiendo cuando dicen que una mujer conoce el cuerpo de su mismo sexo. ¿Mi primera vez? Fue ufff, muy especial , pensado ahora muy despacio, esta fue mi primera vez de verdad, esta fue la vez que conocí  mi cuerpo, esta fue la vez que sentí un orgasmo tan profundo que termine llorando, riendo desmallada, creo que sentí de todo, mi primera vez, toque el cielo con las dos manos y vi estrellas. Ahí fue donde descubrí que encontré a mi alma gemela, donde me di cuenta que el ser que tenia a mi lado era especial. No era hombre, no era mujer, tan solo para mí, era mi   gran amor, el amor de mi vida, donde nunca llegue a imaginar que sería de otro ser de mi mismo sexo. Todo fue muy bien, mi familia congenio mucho con Estefanía, mi abuela y mi madre se escapaban mucho a mi casa y las tres se iban de compras,  de paseo y un día asta salieron Estefanía, su madre, mi madre y mi abuela al cine. Todo funcionaba de maravilla.  Hasta  Lucina  la quería mucho. Juan siempre tuvo la esperanza  de que volviéramos juntos, hasta que un día vino a comer a casa y vio como nos llevábamos, ay se dio cuenta que su tiempo ya paso y que no volvería atrás otra vez. Al despedirse lo acompañe al coche, pues quería hablar conmigo a solas. Me pregunto si me gustaban las mujeres y desde cuándo. Yo muy seria le dije; Juan a mí me gusta mucho los hombres, nunca me han gustado las mujeres, es mas nunca me fijo en ellas ni me atraen. Entonces Cati no lo entiendo. Yo mirándolo a los ojos le conteste; lo que me gusta de Estefanía es su forma de ser, lo cariñosa que es con nuestra hija, lo detallosa que es, su adentro es muy, muy especial, cuando me acerco es como si supiera lo que necesito en ese momento, Juan ella es todo lo que siempre he deseado en una pareja. En una palabra no me enamorado de la mujer, ni del cuerpo, si no de su ser. Ahora llevamos juntas más de 20 años, mi hija es mayor, tiene novio y con Estefanía tiene más química que conmigo, no me molesta, es más me gusta verlas juntas. A veces incluso le digo a Estefanía, la mimas demasiado ya es una mujer, ella me contesta, para mí, será mi niña, esa niña que sin darse cuenta me ayudo a acercarme a ti, mi vida. Estefanía es muy femenina, siempre le ha gustado vestirse muy elegante hasta con tacones altos, le gusta pintase, a mi también, me encanta como a ella ir en conjunto, ir conjuntada con todo. Por eso nunca hubiera ni siquiera un poquito pasado por mi cabeza  que a mi gran amor le gustaban las mujeres. Si las circunstancias no se hubieran forjado de la forma que se fueron dando, creo, es mas estoy segura, que nunca me hubiera fijado en ella como  pareja.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed