El Collar de Broj (1)

Por
Enviado el , clasificado en Ciencia ficción
93 visitas

Marcar como relato favorito

Primera parte

El Maestro Forjador trabaja en el proyecto encargado por el maligno de Broj, también conocido como Brujo Rojo . Este ha descubierto un manuscrito en las catacumbas del norte y está investigando su contenido. Solo le interesa el poder y la dominación. Es como una sanguijuela atraída y dispuesta a absorberte hasta la médula. Su guardia personal son seis entidades creadas por su pensamiento, rojas como él, parecen de cristal, pero nadie las ha tocado.

El manuscrito habla de la fabricación de Siete Llaves y Seis Corazones, para unir todo el conjunto en un Collar. Se dice, que una creación de estas características dominó toda una galaxia. Ni que decir tiene que el brujo lo desea fervientemente.

A pesar de que el libro está plagado de incógnitas y  pasajes oscuros incomprensibles, Broj tiene una legión de discípulos deseosos de descubrir lo que sea, para destacar y ascender en la línea de los brujos. Sus discípulos más allegados dominan lenguas arcaicas, matemáticas interdimensionales, física de luminiscencias  y diversas artes oscuras.

Mientras tanto, los golpes se suceden rítmicamente en la forja del Maestro, la composición del metal es la adecuada. Broj ha traído los lingotes de las regiones  intermedias, donde se funden metales y se fusionan con fluidos psíquicos de diferentes características, como por ejemplo: amor, compasión, odio, rabia, envidia. Los Makerizos admiten todo tipo de encargos si les pagas con vino, sobre todo con tinto. Lo que ocurre es que no fabricarán nada hasta que se acabe la borrachera.

En la forja el trabajo continúa y la primera llave ya está lista, su nombre es "Anu". Los discípulos del Maestro Forjador observan la llave. Su diseño va más allá de la forma fija. Cambia con la observación y parece que su energía te penetra. Hablan entre ellos y dicen que la llave no estará completa hasta que se una con un corazón.

Días después, Broj consulta con el Adivinarium la fecha adecuada y prepara todos los elementos para convocar a Maruxa A Chosca, una meiga de la antigüedad elevada a la categoría de demonio en los espacios etéreos de las almas perdidas. Le falta un ojo y tapa su cuenca con una piel de rata de aguas negras. Mejor que no levante la piel porque la negrura de su no-ojo puede tragar lo que sea y enviarlo a infiernos que mejor no mencionar.

El conjuro dispone que Maruxa fabrique con su pensamiento, seis corazones con diferentes aspectos humanos, a cada cual más perverso. Las indicaciones del manuscrito de Broj, proponen para la llave Anu, la "amistad" y será considerada como principio y fin de todas las llaves, ya que es la primera. En realidad todas las llaves futuras serán como una descendencia de ella misma.P ero Broj quiere para está llave una impronta de "enemistad", para llevarle la contraria al manuscrito y satisfacer sus instintos.

Maruxa modela la energía luminosa de su pensamiento y crea un corazón henchido de “enemistad” de color amarillento. Teniendo en cuenta la consideración de que la llave "uno" es un número indivisible, así serían las cualidades de una enemistad: eterna e indivisible.

Poco a poco las llaves y sus corazones van surgiendo de la forja del Maestro y de la mente de Maruxa A Chosca.

Para la segunda llave el manuscrito considera que el dos es un número "discordante", así que, tanto el metal como el corazón de color azul se crean con esa impronta y le dan el nombre de Lapar.

Siguiendo el orden de fabricación la número tres resulta ser preciosa. Proyecta una forma perfecta desde cualquier ángulo, surgiendo por toda ella un equilibrio universal como si fuera la Trinidad. Por eso se le pone el nombre de Trinitaria. Representa la Codicia, la Ira y la Ignorancia. Su corazón púrpura irradia la misma energía.

La llave número cuatro es la esencia de la solidez. Su nombre es Elemental y su aspecto más importante se relaciona con los cuatro elementos: Tierra, Agua, Fuego y Aire. Su corazón es verde y tiene poder sobre los elementos.

En cuanto a la número cinco, ésta llave implica movimiento, cambio, también mutación. Su nombre es Transire. Es la impermanencia de todo, como queriendo recordar que todo es transitorio. Es la Muerte. Su corazón es negro brillante y si lo observamos atentamente podemos percibir su latido.

La sexta llave goza de cualidades perfectas, como una doble Trinidad reflejándose en la del número tres. Su poder reside en la intención y la voluntad. Su nombre es Putresca y es capaz de crear vida de los restos de cadáveres. Su corazón es como el cobre y observado con atención pueden verse diminutas fibras que circulan en su interior.

Continúa...

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed