El doctor Panda 2

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
2321 visitas

Marcar como relato favorito

El Doctor Panda 2

‌Llegó por fin el día de la cita con el doctor Panda...la verdad me sentía indecisa de ir. Tenía miedo de que él no se acordará de mí, tenía miedo de que me fue a tratar con indiferencia, tenía miedo de recaer en esta adicción al placer sexual de la que padezco .Pospuse la cita en dos ocasiones hasta que pudieron más las ganas que cualquier otra cosa: Valió madre la razón, la moral, el autocuidado, la fidelidad, el respeto a uno mismo... todo eso fue arrasado por este fuego que sentía quemar dentro de mí, allí solo primaba ese deseo de placeres prohibidos, ese deseo de sentirme viva, de sentirme renovada .

Entré al consultorio, ¡tenía las manos heladas y el corazón a mil! El doctor me recibió con una mirada que lo delató." Se acordó de mí " pensé y me sonreí. Empezó la consulta, los dos muy serios él en su rol del médico y yo en el de la paciente. Me pidió pasar a la camilla y ahí me tomo la tensión, me dijo que estaba bien y yo me reí diciéndole que pensaba que la tendría que tener alta por su culpa. Él se rio también, estábamos muy cerca él me escuchaba el corazón, me pedía que tomara aire y yo sentía como su respiración se agitaba. Después, me bajé de la camilla y se me hizo por detrás y empezó a masajear mi cuello mientras yo sentía su pene duro rosando mi trasero. Después volteé y le pregunté que le pasaba conmigo. Y me respondió que era muy atractiva, que le gustaba mucho y nos besamos..besa muy rico!!! Yo le besaba el cuello se lo lamía, lamía y mordisqueaba sus pezones, besé su pecho saqué su verga ¡y empecé a chupársela toda! ¡Estaba riquísima! Él se bajó los pantalones y le chupé las bolas, lo masturbaba él me decía que lo chupaba muy rico y luego me levanté y empezó él a acariciarme de una forma deliciosa. Me subió el vestido y el brasier por encima de mis pechos y empezó a tocarlos, a besarlos a chuparlos ,luego me volteó y entrelazó mi pelo en su mano y me besaba el cuello, los hombros, la nuca fue bajando por mi espalda hasta llegar a mi trasero ,me bajo los calzones y empezó a acariciar mis piernas, me abría las nalgas ,las mordisqueaba , me hizo abrir las piernas y subir una en la camilla y quedé agachada sobre ella y el empezó a meter sus dedos en mi culo, en mi vagina metía su lengua, ¡como si estuviera comiendo el más delicioso de los manjares! ¡Yo me retorcía ante tanto placer! Ese hombre si sabe cómo hacer gozar a una mujer y parece disfrutar de la desnudez de mi cuerpo. Después me volteo frente a él y quedé recostada en la camilla con mis piernas bien abiertas y empezó a lamer mi vagina con movimientos circulares de su lengua, luego lamía de arriba a abajo, cogió mis tobillos y levanto mi cadera para seguir con su lengua hasta mi culo yo estaba extasiada ... Luego empezó un zig zag arrollador en mi clítoris hasta hacerme venir en su boca, mientras seguía pegado de allí lamiendo todos mis jugos vaginales...uuuufff tuve que contenerme para ahogar mis gemidos. Me tocó retirarlo por qué quedé ultra sensible con ese orgasmo, pero por él fuera ahí estuviera todavía!! ¡Qué hombre para hacerlo tan bien! En esas llamaron a la puerta y él contestó como si nada. Me dijo que entrara al baño mientras el atendía a quien lo estaba llamando. Lo despachó rápido y se me metió al baño y me dijo; " que es lo que me quieres hacer?" A lo que yo le respondí que quería tragarme toda su leche y me senté en la tapa del sanitario y empecé a chupársela, la absorbí hasta mi garganta. Él decía que delicia, me golpeaba la boca con su verga. Después se giró y yo le metí mi lengua en su culo mientras lo masturbaba y él me decía que sí, que lo hacía rico. Luego le metí el dedo en el culo y lo seguía masturbando, hasta que me dijo que ya iba a eyacular en mi boca. Me arrodillé frente a él y me dijo que lo mirara mientras el me lo echaba en mi boca y así lo hice.

Sentí sus ricos chorros en mi garganta y me los trague todos y así terminó está faena como protagonistas de la mejor película triple x que haya visto...Digo que es la mejor porque no actuamos, ¡sino que el placer fue tan real! Tan real, cómo que aún, escribiendo estás líneas, aún me estremezco al recordar tan maravilloso encuentro.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed